19 mayo 2024

Arquitecto Carlos González Lacayo, mantiene críticas al “diente de oro” que construye el obispo colocando, ahora, molduras de poroplas que imiten las de concreto del lado de Capilla del Santísimo

Nuevo edificio anexo a Catedral con moldes de poroplas


Granada, Nicaragua
Sábado 20 abril 2013
Augusto Cermeño
 
Nuevo edificio anexo a Catedral con moldes de poroplasEl arquitecto Carlos González Lacayo, mantiene críticas a la construcción del edificio desconsonante y contrapuesto al edificio de la Catedral, que Monseñor Jorge Solórzano Pérez mandó a construir en la esquina noreste de Catedral.
 
Lo que más llama la atención del arquitecto González, es que se están pegando molduras de poroplas adosadas a las ventanas y puertas, dado la idea de un movimiento uniforme del nuevo edificio respecto a la vieja Catedral granadina.
 
“Lo que se hizo y se esta haciendo y se va a concluir: todo eso es ilegal. Catedral esta catalogada, entre otros 11 sitios, de ser un bien de alto valor patrimonial. El nivel de preservación y conservación es integral”, comentó González Lacayo.
 
Arq. Carlos Gonzalez Lacayo, critica el diente de oro del ObispoEse concepto de integral, según González “es que no se debe ni tocar, bajo ningún pretexto, motivo o técnica, las características únicas de esos edificios. En el caso de la Catedral debe de conservar su singularidad. Es la Ley”.
 
Dijo que critica todo lo que se ha hecho. “Es la falacia de querer darle continuidad a la fachada norte, de la capilla del Santísimo. Porque eso era un apéndice, lo que se llama en arquitectura religiosa, católica, el transepto. Esto violentó, desapareció, la perspectiva que se tenía de la cúpula de Catedral”.
 
Dijo que las técnicas constructivas “son de lo más ofensivo para la historia de las técnicas constructivas de Granada. Que si bien no son de concreto reforzado ni del acero estructural, de finales del siglo XIX, son técnicas constructivas que se vienen empleando de los tiempos de la Colonia. Y ¿qué? es lo que vemos ahí?: un mamotreto mal diseñado, de poroplas, con concreto lanzado”.
 
Lo peor de todo, “la ofensa más grande, desde el punto de vista arquitectónico, es que para replicar las molduras, que van a todo lo largo del costado norte de la Iglesia Catedral, mandaron a traer a Miami, seguramente, no importa donde, pero mandaron a traer fuera de Nicaragua, las molduras de poroplas, que lo más que van a durar son 5 años, por dicha verdad, porque después lo vamos a demoler a como sea”, comentó el arquitecto González Lacayo.

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies