6 diciembre 2021

Mucho cuidado con las famosas recargas de los celulares: si no estás con los ojos bien abiertos y no confirmas tu recarga en la pulpería: te dan con el de aluminio

 

Departamental 
Granada, Nicaragua
Sábado 17 Enero 2015
Augusto Cermeño
 
El tema de las recargas nos llama la atención, por las quejas que hemos recibido de algunos amigos y por experiencia personal de quien suscribe estas líneas,

 
 
Se debe de tener mucho cuidado porque tu dinero se puede ir a un “barril sin fondo”, como se dice popularmente. Debes de tener el cuidado de confirmar tu recarga, ver que marquen tu número, que te lo muestre él o la que vende en la pulpería y esperar ahí mismo que te pasen el aviso.
 
Si no te llega el aviso debes reclamar de inmediato al vendedor y este debe responder por lo que vende, porque si no lo hace estaría estafando a las personas. En caso de recargas que envías a un amigo, a un hermano, a un hijo o hija u otro familiar, debes confirmar, en la misma pulpería si la persona que está en otro lado, otra ciudad o municipio, la recibió.
 
Si la persona no la recibió, debes exigir que te la hagan o que te devuelvan el dinero: esta es una recomendación que hizo una vendedora de recargas de Claro, que está instalada frente al mismo edificio de esta empresa transnacional de celulares.
 
El asunto es que el martes 13 de enero 2015, en la noche, uno de mis hijos fue a pagar una recarga de uno de sus hermanos, que estaba en Managua y le urgía. Mi hijo pagó, pero esa misma noche le preguntamos si había chequeado si su hermano había recibido y dijo que no. 
 
Llamamos a mi hijo, el que debía de recibir la recarga y dijo que no había recibido nada. Se fue a reclamar y la señora de la pulpería, dijo que mandó la recarga y mostró el número que supuestamente había mandado, con el error de un numero equivocado.
 
Esta señora se negó a realizar la recarga en el número correcto, argumentando que mi hijo se había equivocado y que no podía hacer nada. De forma olímpica se negó a reponer la recarga y el consumidor perdió 50 pesos, más cinco córdobas extra que cobra la pulpería, para un total de 55 córdobas.
 
Sobre esta irregularidad abusiva en algunas pulperías, debe establecerse una norma para que la empresa, en este caso, Claro, responda por esta situación, en la que el consumidor, es estafado.
 
Visitamos las instalaciones de Claro, y hablamos con la vendedora de recarga Marling Valenzuela, la que nos manifestó que si la recarga no llega a su destino, al teléfono al que se le asigna, el vendedor debe reponer la recarga o devolver el dinero. 
 

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies