4 diciembre 2021

Álvaro José Urtecho Lacayo, uno de los mejores poetas de Nicaragua nos dijo adiós en diciembre.

 

Cultural
 
De izquierda a derecha: Álvaro Urtecho, Luis Bonilla U., Eunice Shade  y  Ramona Urbina.
 
De hablar pausado. Con alto sentido del humor.  Gustaba el buen vino, comida y ron. Así como también la buena música. Solía compartir con la familia y amistades.

                    
 
Alto, recio y con una mirada optimista hacia el futuro. No se amilanó en las adversidades. Cuando llegué al Hospital Militar con el poeta Iván Uriarte a visitarle el día de su cumpleaños,  lo encontramos muy animado.
 
Urtecho amaba la vida. Y era muy sensible al drama humano.  Sus obras reflejan  esa cualidad de humanista, que manipulaba su mano mágicamente pintando el arco iris con unas   narraciones majestuosas.
 
Al poeta ÁLVARO URTECHO lo hubieran querido tener en cualquier país. Era un poeta  que le dedicaba sus temas a la vida, al amor, al medio ambiente, a la música; a la pintura. Su último libro TIERRA SIN TIEMPO, (poemario que presentó en la  Galería Epikentro, Managua,  el 17 de julio, 2007), es una muestra de una obra literaria que representa el humanismo, la filosofía mística y paisajista.  Con gran influencia de Platón, Séneca; de los  poetas nicaragüenses: Rubén Darío, Carlos Martínez Rivas, Pablo Antonio Cuadra; y del poeta español Jorge Guillén.
 
TRÀNSITO DEL DÌA
         “… ¡y cuànto dice quién  dice atardecer : palabra
                                         que rebosa hondura ensimismada,
        Tristeza como miel densa de panales vacíos! ”
                                  Hugo Von Hofmanssthal.
 
       Frutas en venta, frutas colocadas 
Sensualmente para exaltar el brillo
De la mirada. Olor persistente de la fruta
Puesta en tabla para imaginarse uno
Sus jugos, el caudal de sus aguas interiores.
Y lo que queda aùn sobre el suelo
En el reino del desecho y el olvido,
En el seco polvo y el efímero recuerdo
De unas fauces: cáscaras de piña
De olor efervescente, zapotes mostrando
Todavìa su rojo púrpura carnoso,
Nísperos  destripados  alcoholizados,
Guayabas deprimidas, bananos pegajosos,
Rajadas sandías de pedazos porosos,
Todo lo que dejó el día entre sudores
Y afanes, el retorno de la gente hacia
Sus casas, el sol muriente y el hombre solo
Avanzando lentamente con lo suyo: iluso,
Empobrecido una vez más;  el hombre 
Con su espejo y su espejismo
Y su huella digital inamovible,
Con su pequeña historia propia
-Siempre exhibida y semejante-
Repleta de tristeza y amargura,
Lista ya para ser contada
En las próximas horas, rumiada
En el remanso de la próxima luna.
 
  (TIERRA SIN TIEMPO)
   ÀLVARO URTECHO
 2007, Página No. 19.
Raùl Orozco lo considera un poeta post-vanguardista. Afirma que tiene un amplio espectro de temas; tiene poemas profundos que la gente lo ubica entre lo místico o devoto de Cristo, pues el poeta Urtecho era cristiano. “Era uno de los mejores de cuatro poetas en este país”.
 
Esta corriente Vanguardista en la poesía nicaragüense se divide en dos ramas:
1-Rama Exteriorista que inauguró Ernesto Cardenal.
2- Vitalista o Esteticista que inauguró  Carlos Martínez Rivas. A esta corriente se unió   Álvaro Urtecho.
 
Vanguardistas:
José Coronel Urtecho, (primo del padre de  Álvaro Urtecho).
 
Pablo Antonio Cuadra.
Luís Alberto Cabrales.
Manolo Cuadra, Octavio Robleto
Joaquín Pasos
Ernesto Cardenal, Carlos Martínez Rivas.
 
Para el Doctor Iván Uriarte, el Poeta URTECHO  llegó a formar parte de la Generación de los 1970’s.  Se caracterizó por brindarnos una poesía sobria, de profunda reflexión, con un lirismo intenso. Un creador de este tipo de poesía que extrañaremos por mucho tiempo. Un gran amigo, un gran hermano, un gran ciudadano.
 
AMOR ETERNO
(En memoria de Rocío Durcal)
       A Carlos Garzón,
       Amante del cante y del diamante.
 
La muchacha andaluza, victoriosa
En santísimas hazañas del canto:
Del cante jondo al pasodoble,
De la gutural canción de barrio madrileño
A la balada y al rock.
La muchacha andaluza briosa, gitana,
Sensual, entrando a la gran muerte mexicana  Del huapango en la  Capilla de Guadalupe,
Al saludo de su Juan Gabriel, a su falsete,
A sus trajes verdes de velo y lentejuela
      Que arden hoy, en la urna carnal de su ceniza. 
 
(TIERRA SIN TIEMPO)
2007, Página No. 38- 
 
Nació: el 1ro. de Noviembre  de 1951 en el Hospital San José de la Ciudad de Rivas, Nicaragua.
Sus Padres:¡
Doctor, Don  Rafael Urtecho Saénz.
Doña: Liliam Lacayo.¡
Estudios:
Bachillerato:
Instituto ROSENDO LÓPEZ (Ciudad Rivas, Nicaragua).
Universitaria:
Universidad Centroamericana (UCA) Humanidades, (1972).
Madrid: Colegio  Mayor Hispanoamericano Nuestra Señora de Guadalupe (1973)
Barcelona: Universidad de Barcelona. Filosofía y  Literatura, (1974).
Amistades: Miembro del Centro Nicaragüense de Escritores (CNE).
Carlos Martínez Rivas-Pablo Antonio Cuadra-Eduardo Zepeda Henríquez.
En España: Vicente Aleixandre-Carlos Boussoño-Francisco Brines-Claudio Rodríguez.
Obras: Cantata Estupefacta y otros poemas (1986)
Cuadernos de la provincia (1994)
Auras del milenio (1995)
Tumba y residencia (2000)
Tierra sin tiempo (2007)
 
Jorge Eduardo Arellano, expresa lo siguiente en el prólogo a la obra TIERRA SIN TIEMPO.
 
“…Una vez más, Urtecho- el último en retomar la vertiente metafísica y visionaria de la poesía nicaragüense a través de fuentes europeas- medita sobre la soledad y la muerte, el cosmos y la música contemporánea; traza figuraciones del tiempo y rechaza “la impostura del dinero y de la mentira “, despliega recuerdos de infancia y retrata personajes entrañables, describe espacios telúricos y evoca paisajes pueblerinos; refiere- en fin- experiencias eróticas.
 
Dos secciones de TIERRA SIN TIEMPO (2007)- su quinto poemario- sorprenden: “Fémina suite “, por su inusitado despliegue sensual (¡toda una celebratoria galería de mujeres!); y “La corona de espinas “, por su transfiguración humana de Jesús, culminante en la oración:
      La corona de espinas. 
Ilumíname, aclárame
Mi error y mi horror, llena con tu palabra
La fatalidad desolada de la existencia.
¡Purifícame con tus heridas abiertas,
Perdóname por no poder amar tanto
Como tú amaste! ¡Conviértame en testigo
Y partícipe de tu honda encarnación!
 
Una larga enfermedad renal combinada con la diabetes  lo hizo despedirse de nosotros el 21 de diciembre, 2007., a las 9:45 AM.  Las honras fúnebres se realizaron en el Museo Antropológico de Rivas y fue sepultado el 22 de diciembre, a las 3: 00 PM  en el Cementerio de San Pedro de su  ciudad natal.
Luís Raúl Bonilla Urbina.
Periodista
 

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies