7 diciembre 2021

Anciana octogenaria se queja de otro de su edad, que supuestamente le hace daño en su patio y hasta sube palos de coco y baja con un machete en una mano y en la otra una piña de cocos, algo ¡increíble!

 

Departamental 
Granada, Nicaragua
Sábado 06 Diciembre 2014
Augusto Cermeño
 
Una anciana octogenaria, denunció ante LA VERDAD, a otro de su edad, por, presuntamente causarle daños en su propiedad, incluyendo machetazos a sus siembros y hasta subirse a un cocotero, bajar con un machete en una mano y en la otra una piña de cosos, lo que es realmente ¡increíble!
 
 
La verdad es que la señora María Isidra Pérez Quezada, de 85 años de edad, acusa a su vecino, don Dionisio Montiel, de la misma edad, de causarle daños en su patio, “desde hace meses, incluso años”, dice.
 
“Se mete a mi propiedad a hacer toda clase de destrozos. Me ha destruido matas de plátano, pipián, banano, y cualquier cultivo que con mucha dificultad siembro para mi subsistencia…” declara doña Isidra.
 
Según la denunciante, el presunto autor de los daños, “espera que estén de cierto tamaño y les echa gas o cal o las arranca a machetazos. Me ha botado cercos y ‘arboles a machetazos y se ha llevado la leña que ya tengo rajada y guardada para uso de mi vivienda”.
 
Isidra dice que don Nicho “a toda hora me amenaza de muerte y comienza a blandir el machete o a dar machetazos en los árboles para intimidarme. Ya no puedo salir de mi casa, porque me da mucho miedo que me vaya a hacer algo; me asedia, me espía, me dice toda clase de ofensas y humillaciones, a veces me sigue en la calle, me sale por las esquinas, incluso, ha tomado por costumbre entrar a mi terrenito y andarse asomando por la rehendijas de las tablas de mi casa, en cualquier momento, hasta en horas de la noche, cuando estoy acostada”.
 
Según la quejosa, el presunto autor de los daños también la amenaza de muerte cuando la encuentra en la calle y le dice que la va a matar “con el mismo bastón que uso me va matar”. Esta supuesta amenaza se dio el día primero de diciembre 2014.
 
Para Isidra, don Nicho le hace todo eso “aprovechándose que soy una anciana enferma, con el objetivo de causarme terror, y lo ha logrado porque temo por mi vida. No puedo comer ni dormir, paso muy nerviosa día y noche. Ya no sé de qué manera suplicarle que cese con sus actividades”.
 
Cree que de seguir la situación que presuntamente está viviendo, “si no me mata a machetazos, bastonazos o pedradas, me va matar del miedo. Parece que disfruta verme en esta situación”.
 
Asegura que todo lo denunciado lo ha llevado a la policía, quienes “le han llamado la atención, pero nunca le han seguido un proceso…”. La anciana dirigió carta, en los mismos términos narrados por ella a LA VERDAD, al comisionado mayor Douglas Rafael Pichardo Ramírez.
 
 
“Esta señora esta falta de mente, está chochando…”
 
Conversamos con don Dionisio “Nicho” Montiel Moreno, de 85 años de edad, quien nos manifestó que doña María Isidra Pérez Quezada, lo ha llamado a todas partes: Casa de la Mujer, al SILAIS, “llegaron del SILAIS, porque ella dice que yo agarro la mierda de los chanchos y se la unto en la paredes del baño”.
 
Realmente, según Nicho, “lo que tiene ahí es lama negra, porque nunca los lava, nunca han repellado el baño. En la casa de la mujer fui, lleve todos los papeles y me dice una muchacha: dice doña Isidra, que usted, a las 12 de la noche, lo agarró bajando del palo de coco desnudo, con una piña de coco en la mano”.
 
Nicho dice que le respondió a la muchacha: “mire, usted cree, cuando tenía como 80 años, que a esta edad mía me voy a subir a un palo de coco que tiene 15 metros de alto, tal vez más, desnudo, a las 12 de la noche y voy a venir bajando con una piña de coco colgada y un machete en la mano. Dígame usted si ¿es correcto esto?
 
Nicho agregó que en una ocasión llegó el inspector de salud Manuel Hernández, quien, presuntamente, “le pego una puteada. Le dijo que deje de llegar a estar jodiendo al MINSA, porque usted no tiene ni mierda aquí. El hombre no tiene ni chanchos en el patio…”.
 
Nicho dice que habló con una hija de doña Isidra, a la que le recomendó: “lleva a tu mamá donde un psiquiatra, porque esa señora esta falta de mente, está chochando…”. Según Nicho, la hija le respondió que esta aburrida y que pasa vergüenza “por esta señora. Ella anda pidiendo en las calles. Elle va donde Favilli, donde dan…”.
 
“Ella anda metiendo en vergüenza a los hijos: Juan, Oscar, a la Eda, porque ellos son los únicos que ven a la señora. La Milena vive donde ella también y la Milena se da cuenta bien”, manifestó Montiel.
 
Se pregunta Nicho: ¿cómo voy a ir a meterme? “Si yo llego a la casa ya pijiado. De aquí –el cementerio, donde trabaja- llego a la casa a las 6 de la tarde, ya pijiado, llego acostarme a la cama, ahí ceno y estoy viendo mi televisión acostado”.
 
Nicho, en junio del próximo año (2015) cumple 86 años, “dos años después de que terminaran la capilla de Ánimas, nací yo. Nací en Ochomogos. Me bautice en la iglesia de los dominicos, en Rivas.
 
Dijo que está asentado como granadino y “me bautizaron allá”. Trabaja como constructor en el cementerio de Granada desde hace 65 años.
 

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies