3 diciembre 2021

“La Chompipona” sentó cabeza en los últimos 12 años de su vida, con un buen hombre que se enamoró perdidamente de ella, se casó civil y formó una feliz familia

 

Departamental 
Granada, Nicaragua
Sábado 08 Noviembre 2014
Augusto Cermeño
 
“La Chompipona”, sentó cabeza, ya en los últimos 12 años de vida, con un buen hombre, don José Roberto Vega Cruz, quien reclama para ese gran amor un trato respetuoso.
 
Estamos totalmente de acuerdo. Don José Roberto, de 77 años de edad, nos reveló que él se casó civil con su gran amor, hace una docena de años y que no niega que la que fue su amada haya sido “de la vida alegre, pero mi difunta esposa merece respeto”, dijo.
 
Nos relató que en esos 12 años, ellos, la pareja, se dedicaron a vender caramelos, cigarros y chicles, en la esquina del mercado, frente a las vendedoras de vigorón y que tenían como clientes fijos a los taxistas, con los que su señora tuvo una buena amistad.
 
“Ella murió en mis brazos”
 
“Ella murió por dolencias renales. Estuve dos meses a su lado, en el Hospital Japón Nicaragua, donde los doctores y enfermeras nos trataron muy bien, lo que agradezco”, dijo.
 
“Mi esposa murió en mis brazos”, agregó, revelando en su semblante, el dolor de haber perdido el amor de su vida. Dice que se enamoró de ella, “por ese porte que tenía, de mujer elegante, de carácter fuerte y a la vez cariñosa conmigo”.
 
Se casaron hace 12 años, un 24 de diciembre, y asegura que “ella nunca me ocultó nada”. Don José Roberto nos informó que para las honras fúnebres de su esposa recibió apoyo de dos personas para la compra del ataúd, pero del resto de los gastos se encargó él y que no le pidió a nadie.
 

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies