1 agosto 2021

Una reflexión obligada de quienes vieron, de quienes ven ahora las injusticias en los gobiernos, que despiden y no pagan a los despedidos y trabajadores obligados a pasar hambre por trabajar al fiado

 

Departamental 
Granada, Nicaragua
Sábado 20 Julio 2014
Augusto Cermeño 
 
En la sesión del Concejo Municipal de Granada, el lunes 14 de julio (2014) estuvieron presentes una docena de trabajadores municipales, ex empleados de confianza política del Alcalde Eulogio Mejía, que fueron despedidos por la actual administración sin que hasta ahora se les pague ni un cinco. 
Eso hay que reconocerlo, pero también hay que reconocer que el anterior Alcalde Eulogio Mejía, despidió a más de 60 trabajadores, sin que se les haya pagado ni un centavo en concepto de prestaciones y no fueron reintegrados los que tenían en sus manos una sentencia judicial firme, que es de ineludible cumplimiento.
 
La verdad es que en nuestra Nicaragua, no se termina de desarrollar un sistema de justicia laboral y social, que permita que los hombres y mujeres que tienen las riendas del poder se ajusten a derecho, a como corresponde. 
 
La justicia, hasta ahora, es una señora desarrapada y mal bañada, que cualquier fulano se burla de ella, la viola y bien gracias. Las leyes existen y muchas, pero el asunto es que estas leyes sean obedecidas. Las leyes laborales fueron burladas por Eulogio Mejía y ahora algunos trabajadores se quejan de lo mismo de la actual administración Municipal.
 
La verdad es que hemos visto que la actual Alcaldesa, licenciada Julia Mena Rivera, le ha tocado resolver los entuertos heredados del Alcalde Mejía, entre ellos la deuda con los trabajadores, a los que les pagaba cada tres meses una semana, o una quincena y en los hogares de estos trabajadores, más de 300 hogares, les tronaban las tripas a toda la familia.
 
Muy o nada se escucharon ecos de esta acción súper injusta, de parte de los jefes de la comuna y de los mismos concejales. El concejal Otto Navas, el concejal Félix Vega, no levantaron su voz para darles una “manito” a los trabajadores que reclamaban su reintegro y pago de salarios caídos. Nadie dijo esta boca es mía, todos callaron. Por lo que resulta inmoral cualquier voz que ahora se levante, a menos que haya sido una voz que antes reclamó justicia por los de ayer. 
Los trabajadores despedidos de ahora tienen razón, tienen la justicia, pero tienen malos defensores, defensores no idóneos, de los que no se puede ver con el respeto de quienes levantaron la cabeza ayer y la levantan ahora.
 
El derecho es de todos: la injusticia golpea a moros y cristianos
 
Sobre el tema conversamos con el ingeniero Orlando Ramírez, ex director de Catastro Municipal, quien nos manifestó su convicción de que los trabajadores de hoy y de ayer tienen iguales derechos. Tanto derecho tienen los de ahora como los de ayer, que pasaron cuatro años, bajo una choza de palmas, bajo lluvia y sol, esperando que la justicia se asomara por esa humilde chocita. Eso nunca ocurrió, hasta que la actual alcaldesa los recibió y dio algunas soluciones que dejaron fuera a algunos.
 
“La justicia en este país no es una justicia con sabor a honestidad, transparente. Actúa de una manera, allegada a los factores políticos, a los que están mandando en el Gobierno. Si fueran liberales, si fueran conservadores, si fueran sandinistas o “X” partido. Entonces se manipula la política para “X” partido”, comentó Orlando Ramírez.
 
Considera que de lo que les ocurrió, a los actuales despedidos, “no se valoró nada de esa situación”. Refiriéndose a la actuación de Eulogio, quien despidió a más de 60 trabajadores sin pagarles ni un centavo, Orlando asegura que “Eulogio, hasta donde yo tuve entendido, les planteó que les iba a pagar y estaba un dinero ahí. Algunos lo tomaron, otros no”, expresó Ramírez.
El asunto es que los trabajadores “pedían, según la sentencia, que les pagaran hasta el último centavo. Aparte de que eran algunos directivos de los sindicatos. Era un monto tan grande, que me imagino yo que ellos querían ese monto”, expresó el ex funcionario municipal.
 
Hablando de su caso personal, Orlando dijo que lo que le corresponde a él es una liquidación que contemple el pago de 7 quincenas (3 meses y medio) de retraso del pago durante la administración de Eulogio.
 
“A todos les pagaron, a los que quedaron adentro de la Alcaldía. Les fue cancelado como en noviembre del año pasado. A nosotros nos quedaron debiendo 7 quincenas, más la liquidación de prestaciones, se hacen como 120 mil pesos”, puntualizó Ramírez.
 
“Una situación bien dura para Granada: me siento traicionado, porque yo di mucho por esa Alcaldía”
 
El ingeniero Orlando Ramírez, dijo sentirse “como traicionado porque di mucho por esa alcaldía, trabajé mucho, buscando el bienestar, de llegar a todos los pobladores, a todos los ciudadanos, como se merecen en realidad y así le pagan a uno”.
“No le dieron a uno ningún reconocimiento, ningún valor, lo miraron como cualquier traste viejo, como se dice popularmente. Considero que eso fue algo triste, algo muy…”, comentó.
 
“Era un trauma todo eso”, comentó el ingeniero Orlando Ramírez Lazo, al hablar de los pagos retrasados en tiempos del ingeniero Mejía
 
En la conversación que sostuvimos con el ingeniero Orlando Ramírez, ex director de Catastro Municipal, éste fue bastante franco al decir que el asunto de los pagos retrasados en tiempos del ingeniero Eulogio Mejía “era un trauma todo eso”.
 
“Si era terrible”, dijo y consideró que “lo importante es que estamos haciendo la lucha, de manera que se pueda encontrar en el fondo una luz…”, agregó. 
 
Dice que cuando salió su sentencia, por 68 mil pesos, lo mandaron a llamar y el cedió ante la resolución judicial. Se fue a la Municipalidad, pero, según Ramírez “ellos no quisieron hacer el acuerdo de las quincenas caídas, atrasadas”.
 
Según Ramírez, el Alcalde había dejado en el presupuesto, que debía hacer frente la nueva administración de la licenciada Julia Mena, el pago de las quincenas atrasadas. 
 
La verdad es que del edil, si era su voluntad pagar ¿por qué no lo hizo antes de irse? Sencillamente porque las arcas municipales estaban vacías. Resultaba algo fácil pagar con un papel llamado “presupuesto” cuando había dejado millones en deudas.
 
Arguello Favilli responsabiliza a Ramírez Lazo, por usurpación de su propiedad
Luis Carlos Arguello Favilli, responsabiliza al ingeniero Orlando Ramírez Lazo por la usurpación de propiedad de que ha sido víctima por parte de las autoridades municipales cuyas riendas estuvieron en manos del ingeniero Eulogio Mejía.
 
Para Arguello Favilli, “el director de Catastro Municipal de la Administración de Eulogio Mejía, no estaba ajeno a la usurpación que fui víctima por esa administración. Hasta tuvieron tiempo de hacer una Ley de Ordenanza y un informe de la Asesora Legal Cony Vargas, con artimañas para despojarme, y él como director del Catastro Municipal debió aclararles al señor Eulogio Mejía y a la Cony Vargas, que la Alcaldía nunca ha tenido pruebas de que es área Municipal y que ya estaba registrado a nombre del señor Arguello Favilli…”.
 
Arguello concluye que “el que calla otorga. Seguramente él participó de este despojo. También es tío del Juez Suplente Alejandro Agustín Cruz Ramírez, quien me dio una sentencia arbitraria y de mala fe. Él se parcializó y se amarró con la otra parte”, asegura Arguello Favilli.
 
Pide a la Contraloría, por este medio, “que se pronuncie y dé a conocer todas las anomalías que se hicieron en esa administración de Eulogio Mejía. Este señor Orlando Ramírez pide justicia cuando él participó de ese despojo que me hicieron”, concluye Luis Carlos Arguello Ramírez.
 
Félix Vega dice que en caso Arguello Favilli, que el predio es municipal pero no está de acuerdo en que le hayan levantado un parque frente a la casa
El concejal del Partido Liberal Independiente (PLI) Félix Vega Lacayo, dice que el predio que está defendiendo como propio, Carlos Arguello Favilli, es municipal, pero no está de acuerdo en que le hayan levantado un parque frente a la casa.
 
“Poner un parque en las costillas de una familia, es una tremenda irresponsabilidad. Yo, eso lo advertí en su momento, al alcalde anterior, ingeniero Eulogio Mejía”.
 
Considera que en Granada “hay calles que se han tomado, hay calles que las han dado y hay que ayudar al más necesitado, pero tampoco valerse de las calles”. Insistió en que “apoyé en reconocer que es de la municipalidad”.
 
“Si él tiene escrituras que cubren todo eso, están las instancias legales, donde tiene que recurrir, porque el asesor de la Alcaldesa, irresponsablemente le dio un aval – a Carlos Arguello Favilli – porque si esa respuesta que se va dar, pues que se dé integra”. 
 
“Porque, ya que se reconoce que es del señor, pues hay que devolvérselo”, subraya Félix. Según el concejal PLI, él habla de que el terreno es municipal “en base a lo que dice el funcionario de INETER, que dice que es municipal  si hay que devolver pues que se devuelva”.
 
Para el concejal Vega, alguien que tiene escritura de su propiedad, alguien le usurpa la propiedad, y el propietario debe ir “a las instancias judiciales”. En otras palabras cualquiera entra a la propiedad de Vega y se apropia de parte de la misma y el propietario, que debe sacarlo y meter preso al invasor, debe de ir “a las instancias judiciales”.
 
Las confiscaciones de propiedad, ya no existen, desapareció esa figura jurídica que puede hacer que una propiedad con tenencia legal pase de una persona propietaria de la misma al Estado o al Municipio. El Municipio, lo único que puede hacer es declarar la propiedad de “utilidad pública” y el Municipio no ha declarado la propiedad de Luis Carlos Arguello como de propiedad pública. Este es un problema de inseguridad jurídica.
 
“Entonces. Le digo yo, que hay otras instancias más arriba. Porque cuando vos no podes resolver una cosa aquí abajo, te vas arriba. Con lo que no estoy, es con la irresponsabilidad de ponerte un parque en las costillas”, concluye Vega.
 
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies