3 agosto 2021

En misa por héroes y mártires: sacerdote hizo llamado a funcionarios del Gobierno a trabajar y atender sin retardos al pueblo que con sus impuestos les pagan

 

* Sacerdote habla de injustica y que “mientras unos se enriquecen otros se empobrecen”
* Habló de construir una Nicaragua “donde se respeten la diversidad de ideas y donde el pobre este por encima de todo”
* Llama a los ricos a “invertir en mi tierra para levantar a mi tierra”
* Llama traidores a los que “andan regando hijos por todos lados” y a los que “se venden”
*“Con gente que se vende no se puede hacer nada: están traicionando toda la historia”
 
Departamental
Granada, Nicaragua
Sábado 12 Julio 2014
Augusto Cermeño
 
El sacerdote Juan Ortega, párroco de la Iglesia Ermita del Socorro, en misa por los héroes y mártires, hizo un llamado a los trabajadores del Estado y el Gobierno local a “no traicionar a Cristo, a la revolución”,  con actitudes perezosas, en las que el gran perjudicado es el pueblo “que con sus impuestos les paga”.
Ortega impartió misa en  Capilla de Ánimas, del cementerio de Granada, a más de 300 personas que se congregaron frente a la plazoleta del antiguo templo. La misa fue musicalizada con temas de la Misa Campesina, dándole un toque místico revolucionario, propio de los años 70 cuando se luchaba por la liberación de Nicaragua.
 
La insurrección de todo un pueblo dejó un reguero de dolor, de muerte, de olor a pólvora, de luto en miles de familias nicaragüenses que perdieron a sus seres queridos, sobre todo madres que perdieron a sus hijos, hermanos a hermanos y amigos a amigos y compañeros a compañeros. Fueron más de 50 mil víctimas de la guerra insurreccional de liberación encabezada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.
 
En la misa fueron notorios los rostros de trabajadores estatales y del Gobierno local, destacando la asistencia de la Alcaldesa Municipal del Poder Ciudadano, licenciada Julia Mena Rivera, la secretaria del Concejo, licenciada Msc. Ruth Aguirre, cuadros de dirección del Gobierno local y trabajadores en general.
 
Sacerdote habla de injustica y que “mientras unos se enriquecen otros se empobrecen”
 
El padre Juan Ortega, fue bastante directo al subrayar algunos males que aquejan al pueblo nicaragüense, tales como los actos de injusticia, destacando que “mientras unos se enriquecen otros se empobrecen”.

 
“Esa es la historia, mientras unos ganan millones, otros no alcanzan ni para comprar el frijol. Mientras unos botan otros recogen la basura de los que botan (esa basura). La historia de la humanidad: el pecado, la injusticia. Esa injusticia histórica es la que trajo el sufrimiento a Nicaragua”. 
 
Agregó que “es un sufrimiento que nosotros estamos como actualizando con esta celebración. Un sufrimiento que nos tiene que llevar a construir algo distinto, sino quedamos recordando el sufrimiento de la historia, nos olvidamos de construir el presente. Eso nos toca a nosotros y a nosotras: reconstruir una Nicaragua unida”.
Habló de construir una Nicaragua “donde se respeten la diversidad de ideas y donde el pobre este por encima de todo”
 
Habló de una Nicaragua en la que no se llame “al enfrentamiento entre los seres humanos, donde se respete la diversidad de ideas, donde esté por encima de todo, el que siempre ha estado por debajo del todo: el pobre”.
 
El padre Juan, considera que “una sociedad para que sea cristiana, debe de poner en primera fila a los más pobres, a los que han estado hundidos a través de la historia. ¿Para qué tenerlos? Para levantarlos, como una prioridad. La prioridad es esa, en cualquier sociedad que se llame cristiana”.
 
Concluye: “Por tanto, los que siempre han estado abajo tienen que estar en primera fila. Y los que siempre han estado en primera fila tienen que estar abajo para levantar, crear trabajo, pagar buenos sueldos, o sea, el capital al servicio del ser humano”.
 
“No como está hoy, al revés: el ser humano al servicio del capital. Tenemos una sociedad cambiada, todavía a nivel internacional y aún dentro de Nicaragua. Ahora, nunca ha habido tantos ricos en Nicaragua, ni tantos pobres, posiblemente. Si hay tantos ricos, se crean más pobres”, comentó el padre Ortega.
 
Llama a los ricos a “invertir en mi tierra para levantar a mi tierra”
 
El padre Juan Ortega, silogísticamente dijo que los ricos deben aplicar el razonamiento de que: “yo tengo que invertir en mi tierra para levantar a mi tierra. Pero invierten para ganar y ganar. Todo lo contrario, la base católica. Aunque se llamen católicos hacen todo lo contrario”.
 
Consideró que “nos corresponde a nosotros trabajar duro. Yo recuerdo, cuando el triunfo, yo estaba aquí, pero estuve cuando se comenzó mal. En una oficina había 7 u 8 ahí sentados, cuando más había que trabajar, cuando más había que esforzarse…”.
 
Los argumentos de estos perezosos revolucionarios de esos días, según el padre Juan Ortega, era el haber estado “tanto tiempo en la montaña”. Pero considera que la revolución no se detuvo con el triunfo y se debía seguir trabajando duro por un cambio real y sustantivo.
 
Carlos Fonseca, Padre de la Revolución, decía: “No queremos un cambio de hombres en el poder, queremos un cambio de estructuras”. Seguramente a eso se refiere el padre Ortega.
 
“Es cuando más hay que trabajar para levantar. Llegando uno a una oficina, 7 u 8 tomando café y uno trabajando”, indicó y consideró que “un pueblo no se levanta de esa manera. Ahora es cuando debía de trabajar duro. Ahora nosotros tenemos que trabajar duro y a las generaciones que vengan”, subrayó.
 
“Hay que trabajar duro. ¿Y dónde? Cada quien en su puesto. Padres de familia formando familias auténticas, que nazcan los niños felices. Que todo el dinero que gano, aunque sea poco, va para mi familia”, indicó.
 
Llama traidores a los que “andan regando hijos por todos lados” y a los que “se venden”
 
Consideró “un traidor” el que tiene “muchas familias”, mujeres por todos lados, con hijos. Par el sacerdote este hombre “está construyendo una sociedad vieja. Hay que ser claro. Eso también no solo es en lo social, también desde la fe, está en contra del reino que Dios quiere en la tierra”.
 
“La mujer igual”, dijo. Hizo alusión a mujeres que tienen tantos hombres: “es que me gustan y aunque tengan esposa me gusta. También tiene que luchar contra su gusto, si quiere una sociedad nueva, sino se convierte en traidora”.
 
Llamó a los trabadores municipales a “rendir las 8 horas” y no hacer esperar a los que les pagan con sus impuestos. Valora que “es ahí cuando se va formando la sociedad nueva. Ahí es donde el sufrimiento de nuestros hermanos y hermanas no cae en el vacío”.
 
Habló de las barreras que se van quitando y que permiten formar “una gran familia nicaragüense. Hoy el Señor nos invita, la primera lectura nos decía: cambien, conviértanse a Dios”.
 
Agregó: “El Reino de Dios que Cristo vino a traer, exige sacrificio y entrega. Exige ser mártir, hoy día, mártires que se entregan las 24 horas, por un mundo distinto… sino somos infieles…”.
 
“Estamos pidiendo por nuestros hermanos y hermanas que cayeron, ellos estarán pidiendo por nosotros. Ojala que no sean solo palabras las que oyen sino que se les clave en el corazón. Y que cada uno, desde su puesto, haga revolución”, expresó el sacerdote.
 
“Dice el evangelio: sean prudentes como serpientes y sencillos como palomas, Todos sabemos, que cuando hay una persona honesta en un puesto y hay 3 ó 4 deshonestos, tratan de ganárselo. Le dicen: no seas tonto estas trabajando de más…”, comentó Ortega.
 
Siguiendo con la doctrina cristiana, el padre Ortega manifestó: “Dice el evangelio que el hermano entregará a otro hermano; el padre al hijo y el hijo al padre. El compañero entregará al compañero”.
 
“Con gente que se vende no se puede hacer nada: están traicionando toda la historia”
 
Ortega consideró que “con gente que se vende no se puede hacer nada. Están traicionando toda la historia. Y habrá siempre unos que traten de matar a otros. Pueden ser los familiares, amistades, compañeros de trabajo. El que quiera seguir siendo revolucionario, según la fe, tendrá que tener principios y no ceder ante nada, ante nadie. Solamente se puede ceder ante los necesitados y exigirles también”.
 
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies