2 agosto 2021

15 años rindiendo honor a “La Conchita”: valerosos cadetes y Banda del Ejército

Departamental

Granada, Nicaragua

Augusto Cermeño

img_4830Bajo un tremendo huracán mariano llovieron vivas multitudinarias a la Virgen María, Madre de Dios, magnificadas por el cielo abovedado de la Santa Iglesia Catedral, donde salía de los pechos, de los corazones granadinos el precioso grito de ¿Quién causa tanta alegría? ¡La Concepción de María!

Antes de esta salida con asistencia masiva de marianos, el Ejército de Nicaragua (EN) rindió homenaje a la Conchita en un precioso concierto de cantos e himnos a la virgen, que fueron aplaudidos por los miles de católicos presentes. Fue realmente una muestra más que en todos los tiempos la actitud mariana de Granada, de Nicaragua, prevalece, siguiendo una tradición religiosa que comenzó en España, hace más de 1 mil 416 años.

En Granada: más de 300 años de tradición

img_4831En Granada, la tradición comenzó hace más de 300 años, desde la aparición de la imagen de la Conchita en un cajón de madera, cuando fue descubierto por humildes lavanderas que pasaron el aviso a los monjes franciscanos de lo que es hoy la Iglesia de San Francisco.

Desde entonces, la Conchita recorre las calles de la Gran Sultana, en medio de cantos e himnos que se mantienen incólumes en todos los espíritus y corazones católicos de Granada. Lo que hoy vemos en las calles, en el parque, esa multitud, es una muestra que la fe mariana mueve montañas y en esas montañas de fe se mueve hasta el ejército con su tropa, para decir a María ¡presente! y gritar con alegría los vivas a la Madre de Dios.

El privilegio de rezar el Oficio de la Concepción

Es un caso único en el mundo, el homenaje a la Madre de Cristo. Esto se hizo grande, cuando don Carlos III pidió al Papa Clemente XIII que fuese declarada la Santísima Virgen María, en su Inmaculada Concepción, Patrona de toda España y de sus dominios, lo que le fue concedido en el año 1760, y un año después, en 1761, se dispensó a España y a sus Indias el privilegio de rezar el Oficio de Concepción que rezaban los Padres Franciscanos, con rito de primera clase y octava.

Primera purísima se rezó en Santa Lucía

img_4832La primera purísima se rezó en Granada hace más de 300 años (1721), luego de ser rescatada por los monjes franciscanos de las aguas del Gran Lago Cocibolca. Recorrió la calle Santa Lucía y se construyó ahí una enramada, donde se dio la primera celebración. Esto nos fue narrado, en 2001 por don José Joaquín Cuadra Cardenal, un gran mariano granadino que descansa en la paz del Señor. JJQ falleció el 20 de agosto de este año (2016), a la edad de 91 años.

Jóvenes cadetes orgullosos de celebrar a María

En la bajada de la Conchita, observamos a un pelotón de cadetes, siendo instruidos por un oficial del EN sobre el homenaje a la Virgen. Los futuros oficiales, del 3º y 2º año de la carrera militar, vistiendo uniforme de gala, se sumaron al homenaje a su generala.

Con paso marcial, se turnaron la cargada y resguardo de la imagen, en el recorrido que hicieron, en procesión, que recorrió la Plaza de la Independencia, siguió en dirección oeste, hasta doblar por el sector de la calle Atravesada, hacia el sur, haciendo un giro hacia el este al llegar a la Calle Real de Xalteva.

img_4833La multitud no disminuyó, no hubo nada que justificará la salida masiva de la gente, viéndose una firmeza increíble de la multitud, que siguió la procesión, en parte, mientras otros miles se quedaron esperando que la Conchita regresara a su casa, la Santa Iglesia Catedral.

Los fuertes bombardeos de petardos eran continuos y los cielos oscuros se iluminaron con las explosiones de cohetes de luces de colores, que hicieron del momento un verdadero espectáculo celeste. Siempre me quedo convencido del poder que tiene la virgen en los granadinos, algo que cualquier político desearía, soñaría, porque ese poder es realmente propio del imán, de una imagen, de una fe que profesa el ciudadano granadino.

El político puede dar cosas, comprar voluntades, pero María, es una acción de fe, de amor, de devoción y respeto que las familias de Granada guardan a la madre de Dios. Nada ni nadie, jala más gente que la Concepción de María.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies