21 febrero 2024

Un periodista ratifica que Fidel Castro dijo que el modelo cubano no funcionaba

 

El periodista estadounidense Jeffrey Goldberg, de la revista The Atlantic, ratificó este sábado su versión de que Fidel Castro le confesó que el modelo cubano no funcionaba ni siquiera en la propia isla, pese a la aclaración al respecto realizada por el líder cubano.

 
"Ante todo, muchas gracias, Fidel, por sus amables palabras. Segundo, lamento decirlo, pero la expresión ‘el modelo cubano no funciona ni siquiera para nosotros’ significa ‘el modelo cubano no funciona ni siquiera para nosotros", ironizó el periodista estadounidense en su blog.
"Lo real es que mi respuesta significaba exactamente lo contrario de lo que ambos periodistas norteamericanos interpretaron", dijo el viernes Castro en La Habana. "Se lo expresé sin amargura ni preocupación. Me divierte ahora al ver cómo él lo interpretó al pie de la letra", manifestó Castro, de 84 años de edad.
Julia Sweig también aseguró a la AFP que había escuchado al líder cubano decir exactamente esas palabras y que no estaba bromeando.
"Ustedes ya leyeron lo que dijo. Y no estoy seguro cómo esta declaración -reproducida fielmente, según reconoció Fidel- podría significar otra cosa de lo que significa", ratificó Goldberg.
En la entrevista a lo largo de tres días con Goldberg y Sweig, Castro criticó entre otras al presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, por negar el Holocausto y expresó de nuevo su temor de que pueda estallar un enfrentamiento nuclear en el mundo.
Goldberg tenía previsto publicar otra entrega de su entrevista con Castro.
 
 
Los familiares de las víctimas de la dictadura dicen que no hay nada que celebrar en el Bicentenario
Sábado 110910, 2:00 PM
Santiago de Chile, 11 sep (EFE).- Los familiares de las víctimas de la dictadura dijeron hoy, en el aniversario 37 del golpe militar, que "Chile no tiene nada que celebrar en este Bicentenario" de su Independencia.
"En este 11 de septiembre es difícil recordar a nuestras víctimas con la dignidad con la que lo hacíamos todos los años", declaró a Efe Mireya García, vicepresidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos.
Aunque Chile cumplirá el próximo día 18 de septiembre 200 años de la Independencia de España, según García, "el país no tiene nada que conmemorar".
Además, la portavoz de los familiares de las víctimas criticó al presidente Sebastián Piñera, quien inició su mandato hace hoy seis meses, poniendo fin así a veinte años de Gobiernos de la Concertación, la coalición de centroizquierda.
"Estamos bajo un régimen derechista parte del cual participó en la dictadura y que hasta el día de hoy justifica las violaciones a los derechos humanos".
Mireya García se refirió también a la situación en la que se encuentran los 34 presos mapuches que mantienen una huelga de hambre desde hace dos meses.
"Están en una situación extremadamente crítica, y este Gobierno, con una soberbia impresionante y una inhumanidad que deja pasmado a todo el mundo, se niega a crear una mesa de diálogo porque no le importa sus vidas", señaló en alusión a la principal demanda de los comuneros.
Para celebrar la fiesta del Bicentenario "con dignidad" es necesario que los presos mapuches en prisión preventiva "puedan terminar su huelga con compromisos políticos reales de que no van a ser juzgados por la justicia militar y que no se les va a aplicar la ley antiterrorista".
García también reclamó que los 33 obreros que están atrapados desde hace más de un mes en una mina del norte del país "sean rescatados con dignidad, y no a través de un ‘reality show’", en referencia al protagonismo mediático de las autoridades en las labores de rescate.
"Hacernos cargo de los problemas sociales, políticos y económicos de este país, y no permitir la impunidad; ésa es la única manera de celebrar con dignidad" los 200 años de Chile como nación independiente, concluyó la portavoz de los familiares de los desaparecidos.
 
Obama dice durante los actos por el 11/9 que el Islam no es el enemigo de EEUU
 
Sábad 110910, 1:00PM
Por Sebastian Smith
El presidente Barack Obama afirmó este sábado ante un país polarizado que el Islam no es el enemigo de Estados Unidos, en medio de las ceremonias que tuvieron lugar para conmemorar un inusualmente caldeado aniversario de los atentados del 11 de septiembre.
 
"Como estadounidenses, no estamos ni jamás estaremos en guerra contra el Islam", señaló Obama en el Pentágono, uno de los blancos de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en los que murieron cerca de 3.000 personas.
"No fue la religión la que nos atacó ese día de septiembre. Fue Al Qaida, un grupo lamentable de hombres que pervierte la religión", subrayó, en una ceremonia ensombrecida por las amenazas de un pastor de quemar ejemplares del Corán, y la controversia por una propuesta de construir un centro islámico cerca de la llamada Zona Cero, en Nueva York.
El vicepresidente Joseph Biden y el alcalde Michael Bloomberg estuvieron en Nueva York entre los participantes del rito anual de lectura de los nombres de las 2.753 personas muertas cuando dos aviones secuestrados por extremistas islámicos se estrellaron contra las emblemáticas Torres Gemelas.
"No venimos a llorar, sino a recordar y reconstruir", dijo Biden.
La ceremonia comenzó con la interpretación del himno nacional por parte de un coro de jóvenes en la Zona Cero, donde los trabajos de reconstrucción comienzan a tomar cuerpo. Los familiares sostenían carteles con las imágenes de sus seres queridos bajo un cielo celeste radiante.
Una tercera ceremonia se desarrolló en Shanksville, Pensilvania, donde un cuarto avión tomado por los secuestradores cayó en un campo, elevando a casi 3.000 personas la cifra de muertos por la tragedia.
Este año el aniversario del 11/9 estuvo marcado por debates polarizados sobre la construcción de un centro cultural islámico y una mezquita próximo a la Zona Cero, y la amenaza de Terry James, pastor de una pequeña iglesia evangélica de Florida (sur) de quemar 200 ejemplares del Corán.
El sábado, el pastor aseguró a la cadena televisiva NBC que ya no iba a quemar el libro sagrado del Islam "ni hoy, ni nunca".
Jones agregó que el objetivo de su iglesia era "mostrar que hay un elemento muy peligroso y muy radical en el Islam". "Hemos cumplido totalmente esta misión", se felicitó.
La amenaza del pastor Jones elevó la temperatura política en Estados Unidos y provocó reacciones en el mundo musulmán.
Protestas antagónicas se sucedieron en Nueva York a propósito del proyecto del centro cultural islámico. Unas 200 personas que apoyan el derecho a construirlo se manifestaron a su favor y calificaron a sus detractores de fanáticos religiosos. Los opositores se reunieron a corta distancia.
La policía utilizó barreras metálicas para cerrar la calle del proyectado centro, que se convirtió en el foco de un debate nacional y expuso la desconfianza que generan los musulmanes en la sociedad estadounidense.
En varios países musulmanes, la población salió a las calles para expresar su ira ante el proyecto de la iglesia de Gainesville, y muchos se manifestaron quemando banderas de Estados Unidos.
El presidente Obama, que defiende la construcción del centro islámico, dijo el sábado que Estados Unidos promueve "los derechos de cada estadounidense, incluido el derecho de adorar a quien uno elija".
En tanto, un pequeño grupo cristiano de seis personas arrancó páginas de un ejemplar del Corán frente a la Casa Blanca, para denunciar según ellos la "mentira" del Islam.
"Una de las razones por las cuales hacemos esto es que la mentira según la cual el Islam es una religión pacífica debe cesar", afirmó Randall Terry, miembro de este grupo cercano al movimiento ultraconservador Tea Party.

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies