21 septiembre 2023

Recuerdos sobre las famosas “vichitas”, en tertulias de abogados y hasta jueces Granadinos donde las venerables “bolitas”

Departamental

Granada, Nicaragua

Por: Augusto Cermeño

19 de Junio 2023

Consultado con el Diccionario Ilustrado de Personajes Granadinos, de Jimmy Avilés Avilés la Revista Turistas. Con la cooperación de Silvio Pérez G.

Al final de la calle Estrada, frente a la casa de Sor María Romero, existe una pequeña casa que guarda en su interior con gran celo, las tradicionales tertulias de abogados y hasta jueces, entre otras personalidades que en la década de los 60 y 70, quizás hasta en parte de los 80 se daban cita en el lugar.

Es un recuerdo agradable para todos aquellos granadinos mayores de 50 años que en la famosa Casa de “Las Bolitas”, se sentaban en rueda para disfrutar de dos cosas: las deliciosas “vichitas” “sudando a mares” y la conversación cotidiana sobre casas abogadiles o sobre anécdotas y “chiles” que salpicaban siempre.

Las “heladitas” estimulaban la imaginación de los amantes de Baco, metiéndolos en un mundo de leyendas, de anécdotas, de referencias literarias, de aventuras amorosas y tantas cosas que los mantenían amarrados a los cómodos asientos, disfrutando cada vez que se terminaban de empinarse la deliciosa cerveza, degustar unas boquitas exquisitas, incluyendo deliciosos jocotes, bolitas de carne con tostones y tostones con queso entre otras delicias. Esto ya no se da, en la mayoría de los casos.

“Las Bolitas”

Son las hermanas Espinoza (Angelita y Juanita), ubicadas en una casita antigua al final de la calle Estrada, a menos de media cuadra de donde “Tililin”, frente a la casa de Sor María Romero y a pocos metros de donde “Las Zancudas”.

Las Espinoza tenían un expendio familiar, donde vendías las cervezas más frías y apetecibles de Granada. Mientras existió, hasta desaparecer por absurdas leyes, fue un lugar de permanente y asidua visita de tertuliantes, que llegaban a quitarse “la goma” o a “comenzarla” disfrutando de unas increíbles “cenizas”.

Estas riquísimas cervezas iban acompañadas de unas “boquitas”, como antes describimos, agregando hasta las rosquillitas, bien tostaditas.

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies