24 octubre 2021

Preocupa a Monseñor Leovigildo López Fitoria, situación de franco deterioro de la ley, la justicia y la convivencia ciudadana en la Nicaragua de hoy


Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
Monseñor Leovigildo Lopez Fitoria, Obispo emerito de GranadaMonseñor Leovigildo López Fitoria, obispo emérito de Granada, se mostró preocupado por la decadencia social, económica y política en la que ha caído Nicaragua en los últimos años.
 
El obispo que antecedió a Monseñor Bernardo  Hombach (ya en retiro), dijo que ha visto como “cada vez más el país va en deterioro, porque, desgraciadamente, observamos que las leyes no se cumplen, se atropellan, no se hace caso a la constitución…”.
 
Para Leovigildo “hemos llegado a una situación de anarquía, no de parte de las personas comunes y corrientes, sino de parte de los que tienen poder. De tal manera que el país va en franco deterioro, en el aspecto de la Ley, de la Justicia y de la convivencia ciudadana”.
 
Ha pulsado en el ambiente social nicaragüense, “mucha inquietud, desesperación, falta de empleo porque no ay trabajos fijos que pueda asegurar el bienestar de la familia, que parte del bienestar de una sociedad”.
 
Cifra esperanzas en el poder de Dios para salir de atolladero
 
Monseñor Leovigildo López Notoria cifra esperanzas en que el poder de Dios ayude a Nicaragua a salir del atolladero y considera que “los nicaragüenses pongamos de nuestra parte todo lo que sea necesario, aún con sacrificio, para que toda esta situación se supere”.
 
Dirigiéndose a los políticos, les hace un llamado a “tener una conciencia moral, porque la conducta moral es la que pude llevarnos a convivir honestamente y fraternalmente”.
 
“Hay un afán de superarnos por medios que no son correctos…”
 
López Fitoria percibe en el ambiente político nicaragüense “un afán de superarnos por medios que no son correctos. Primero debemos hacer conciencia de nuestra responsabilidad moral delante de Dios y, humanamente, también delante de la sociedad…”.
 
El religioso granadino, sugiere una actitud de amor, de respeto, sacrificio por el bien común y que “esa fraternidad debe fundamentarse en el amor a Dios”.
 
Contrario a esto esta el chantaje, abusos, donde “el pez grande se come al pequeño. El señor nos manda a respetar sus leyes, pero también hay leyes en el mundo”.
 
 “Hace falta tener en cuenta a los demás, que son el país”
 
El Obispo valora que “hace falta tener en cuenta a los demás y, los demás, son el país, son las personas que merecen respeto. Dejemos que los demás hagan valer sus valores para que puedan ver esos lideres, no por el bien personal, sino por el bien del país”.
 
Monseñor López Fitoria lleva siete años de retiro, en el Seminario Menor, del Diriá, con 83 años cumplidos. A pesar de su avanzada edad, se le observa, aún, con mucha energía física y espiritual.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies