27 noviembre 2021

Palmira celebra victoria frente al EI, en concierto con orquesta rusa

EFE

737fbc155d6b6c79c42f2fc8347a79feEl teatro romano de la ciudad monumental siria de Palmira acogió hoy un concierto de la orquesta sinfónica del teatro Mariinsky de San Petersburgo para celebrar la victoria frente al grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El evento, que fue transmitido en directo por la televisión siria, contó con la asistencia de ministros sirios, responsables del Ejército nacional y del Ejército ruso.

Pertrechado con una gorra para protegerse del sol, el director Valery Gergiev dirigió el concierto, titulado «Una oración por Palmira. La música hace revivir las antiguas murallas», en el que sonaron piezas de Johann Sebastian Bach, Sergei Prokofiev y Rodion Shchedrin.

El concierto se abrió con un mensaje del presidente ruso, Vladímir Putin, a través de una pantalla instalada en el teatro romano.

En su alocución, el mandatario ruso destacó que este evento es muestra de «las esperanzas no solo en el renacimiento de Palmira como patrimonio de toda la Humanidad, sino también de la liberación de toda la civilización de este terrible flagelo, el terrorismo internacional».

El pasado 27 de marzo, el Ejército sirio, respaldado por la aviación rusa, recuperó el control de Palmira, que estuvo controlada por el EI durante diez meses.

Esta localidad famosa por sus ruinas grecorromanas está incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Durante el tiempo que estuvo en manos del EI, los yihadistas dinamitaron los templos de Bel y de Bal Shamín, así como el Arco del Triunfo, además de colocar numerosas minas y artefactos explosivos.

La agencia de noticias oficial siria, SANA, destacó que los zapadores rusos que han trabajado en Palmira desde la expulsión del EI han desactivado 18.000 artefactos explosivos en 825 hectáreas y 8.500 edificios de la población.

 

La ONU denuncia crímenes de guerra en Alepo

 

AFP

Dos altos funcionarios de las Naciones Unidas dijeron este miércoles ante el Consejo de Seguridad que los responsables de los ataques contra un hospital y el sitio de Alepo, en Siria, que provocó muertes por hambre deberían ser juzgados por crímenes de guerra.

 

Los 15 miembros del Consejo se reunieron para discutir la crisis en la ciudad siria de Alepo en momentos en que Estados Unidos y Rusia acordaron renovar la tregua para poner fin a cerca de dos semanas de ataques constantes en esa ciudad del norte del país.

 

«Permítanme dejarlo absolutamente claro una vez más: los ataques directos e intencionales contra hospitales son crímenes de guerra», dijo el responsable de Asuntos Políticos de la ONU, Jeffrey Feltman. «Usar el hambre como arma durante un conflicto es un crimen de guerra», agregó.

 

Feltman dijo que el caso de Siria debía ser presentado ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya para que inicie un proceso por crímenes de guerra. «Los responsables de crímenes de guerra deben asumir sus responsabilidades», aseguró.

 

Una propuesta del consejo de 2014 para llevar el caso sirio a la CPI fue bloqueada por China y Rusia, aliada del régimen de Bashar al Asad.

 

El asesor del secretario general Stephen O’Brien dijo que «la vida de la gente en Alepo es terrible» y condenó «los imperdonables y muy perturbadores ataques» contra instalaciones médicas. Los responsables de esos ataques «tienen que comprender que estos actos no pueden ser y no serán olvidados», dijo O’Brien.

«Los culpables deben saber que algún día tendrán que asumir las responsabilidades», agregó.

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies