Obispos los pilares de la Nicaragua deseada

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Monitoreo Nacional
Los Obispos de Nicaragua han dirigido un mensaje al mundo: así quieren que sea Nicaragua. Los obispos nicaragüenses han comenzado su mensaje constatando la acción de la Iglesia desde la fe y afirman que “Nuestra fe en Jesucristo muerto y resucitado por nuestra salvación no nos permite quedarnos al margen de los acontecimientos del mundo y para nosotros, de la situación cultural, política, económica, familiar y social del país. El cerrarse egoístamente en la propia comodidad y peor aún, avivar sentimientos de odio entre hermanos, no es evangélico”.

Esta constatación también tiene su fundamento en las enseñanzas del Concilio: “Enseña el Concilio Vaticano II que el mensaje cristiano no debe apartarnos de la construcción del mundo, ni nos lleva a despreocuparnos del bien común; más bien nos obliga a llevar a cabo todo esto como un deber (cf. GS 34)”.

Los prelados llaman a construir en una sociedad sufriente. Proponen cinco aspectos urgentes a edificar:

  • Una Nicaragua donde todos seamos capaces de lograr una visión de cambio que conduzca a una trasformación cualitativa.
  • Una Nicaragua donde se asuma la centralidad de la persona humana y su dignidad como hijo de Dios.
  • Una Nicaragua donde respetemos y fortalezcamos la democracia y su institucionalidad.
  • Una Nicaragua donde se ejerza sin restricciones la libertad de expresión.
  • Una Nicaragua donde la paz sea fruto de la justicia.

Los Obispos plantean que “En este momento de crisis, los nicaragüenses estamos llamados a establecer acuerdos en materia de justicia que sean duraderos y que se respeten, de tal manera que apoyamos toda iniciativa de diálogo que se haga con buena voluntad y particularmente el esfuerzo que la Santa Sede ha venido haciendo a través de los diversos mensajes que el Papa Francisco nos ha enviado y la presencia del Señor Nuncio como Testigo y Acompañante Internacional”.

Los obispos de la Conferencia Episcopal señalaron ayer la necesidad de renovación en los poderes Electoral y Judicial, para fortalecer la democracia, la institucionalidad, y una paz duradera en el país centroamericano, que vive su peor crisis sociopolítica en décadas.

“En el caso del Poder Electoral, es necesario que, de acuerdo a las normas establecidas, se renueve de tal manera, que sea confiable e independiente”, resaltó el Episcopado, en su mensaje pascual de 2019.

La Conferencia Episcopal subrayó la necesidad de “un proceso electoral neutral, imparcial y observado nacional e internacionalmente, de lo contrario, no se darán elecciones libres”.

El Episcopado también tuvo palabras para el Poder Judicial, que en 2009. “En el caso de la administración de justicia, debe ser absolutamente independiente, imparcial, profesional y éticamente impartida, al margen de los designios políticos, partidos e ideologías. Sin una justicia independiente no hay libertad”, indicaron los obispos.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies