13 abril 2024

Los grandes países de la OMC fijan julio para concluir ronda de Doha

El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht (izq).


Ayer, 17.44
Por Mariano Andrade
 
Los grandes países miembros de la OMC se fijaron este sábado durante una reunión ministerial al margen del Foro de Davos (Suiza) concluir en julio próximo las negociaciones de la ronda de Doha de liberalización del comercio, lanzadas en 2001 y en punto muerto desde hace más de dos años.
 
El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht (izq).
"Todos acordamos que estamos en la parte final de juego, que debemos tener un acuerdo en julio", dijo el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, tras ese encuentro en el que participaron representantes de Brasil, Estados Unidos, China e India, entre los 25 países invitados.
 
"Todavía hay mucho trabajo para hacer. Por ello necesitamos nuevos proyectos de textos en marzo", agregó De Gucht, al referirse a la hoja de ruta a seguir para cumplir con el objetivo de julio.
 
El ministro japonés de Economía, Comercio e Industria, Banri Kaieda, confirmó que se acordó "tener un texto revisado hacia Pascua (fines de abril) y un conjunto concluido en julio".
 
Las negociaciones de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que pretenden reducir o anular los derechos aduaneros de miles de productos y prevén limitar considerablemente las subvenciones a la agricultura, se iniciaron en 2001 en la capital de Qatar.
 
Sin embargo, siguen en punto muerto desde hace más de dos años debido a las persistentes diferencias entre los países desarrollados, los emergentes y las economías en desarrollo.
 
Presente en la reunión en Davos, el ministro de Asuntos Exteriores brasileño, Antonio de Aguiar Patriota, se mostró prudente sobre la tarea que queda por delante y señaló que "todavía hay diferencias" por resolver.
 
El representante de Comercio estadounidense, Ron Kirk, dijo que, si bien su país está comprometido a buscar un acuerdo, "no hubo acuerdo general sobre un plazo".
En la misma sintonía el director general de la OMC, Pascal Lamy, admitió que para "los estándares internacionales, los plazos no son vinculantes".
 
Durante el encuentro, Patriota planteó la cuestión de la apreciación de ciertas divisas, explicando que "es una parte" de la situación actual a la hora de negociar.
"Planteamos el tema. El medio ambiente en el que trabajamos era una cosa en 2008. Ahora hay una situación diferente", dijo Patriota.
 
"La valuación de las monedas es ciertamente una parte de la situación hoy en día", agregó.
 
La "guerra de monedas" está centrada en la baja cotización del yuan chino, combatida por Estados Unidos con una depreciación del dólar que termina por afectar las balanzas comerciales Norte-Sur.
 
Esta situación ha provocado la fuerte apreciación de las monedas de la región y un inmenso flujo de capitales que buscan mejores rendimientos y que hacen temer la creación de una burbuja especulativa.
 
Según fuentes cercanas a la OMC dijeron a AFP, fueron Estados Unidos y China precisamente quienes tomaron la iniciativa para tratar de concluir Doha lo más rápido posible.
El giro comenzó en el mes de noviembre durante la cumbre de líderes del G20 de potencias desarrolladas y países emergentes en Seúl, agregaron esas fuentes.
 
En esa cumbre, el G20 se había comprometido en su "Plan de Acción de Seúl" a hacer todos los esfuerzos necesarios para concluir la ronda de Doha en 2011, considerándola un elemento clave para garantizar un crecimiento mundial equitativo.
 
La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro británico, David Cameron, habían hecho el viernes un fuerte llamamiento para cerrar Doha este año, en discursos pronunciados en el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) que termina formalmente el domingo en la estación de esquí de los Alpes Suizos.

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies