19 enero 2022

La Revolución del Papa Francisco, tensa las cuerdas del poder global

Monitoreo

EFE

Por: Jose Adán Silva/Agencias

El-Papa-pide-que-se-respete-en-todo-el-mundo-la-expresión-pública-de-la-feEl mensaje de su encíclica Laudato. Si fue tan verde como claro y duro: el poder económico de los grandes capitales llevan al mundo al despeñadero ecológico mientras ellos solo se preocupan por sus ganancias sin que el planeta les importe un centavo. Tras el frontal mensaje ecológico del papa Francisco, o Jorge Mario Bergoglio, se agitaron los discursos en coro de políticos, empresarios y medios conservadores que han atacado al pontífice por opinar sobre un tema que creen no le compete. Jeb Bush, candidato republicano en busca de la Presidencia de Estados Unidos, calificó el mensaje papal de “arrogante” e invitó a Francisco a ocuparse “en hacer mejores a las personas y menos a cuestiones que tienen que ver con aspectos políticos”. Otros lo llaman “comunista” y “marxista”.

Del otro lado del discurso, incluyendo al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, los aplausos no dejan de escucharse por quienes piensan que enfrentar a las potencias económicas es un acto de valentía sin par de este bonaerense de 79 años.

CLERO MOLESTO CON EL PAPA

Las reformas del papa, desde su llegada al Vaticano en marzo del 2013, ha generado dos efectos: atraído la simpatía del mundo y enardecido a los poderes, incluyendo su propia familia religiosa.

El presidente del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales, monseñor Claudio María Celli, reconoció ante medios europeos que en el seno de la Iglesia se vive un momento “delicado” y ha admitido la existencia de “ciertos malestares” y “tensiones” por la reforma de la Curia que el papa Francisco está “afrontando”.

“Estamos en el camino y confieso que hay ciertos malestares y el papa es muy consciente de ello y sabe de algunos blogs” que están en su contra, dijo Celli.

A su juicio en este momento “está pasando algo fuerte” y, según dice el papa, “hay algo que se está moviendo dentro de la Iglesia”.

LOS “PECADOS” DEL PAPA

Papa+Francisco+realiza+su+primera+audiencia+generalDesde el primer minuto, Jorge Mario Bergoglio dejó en claro que su pontificado sería diferente y que predicaría con el ejemplo. Apenas salió al balcón para saludar a los miles de fieles que aguardaban emocionados conocer al nuevo papa, el argentino se inclinó y pidió que rezaran por él. Fue el 13 de marzo de 2013. Un año después, el pontífice no ha parado de sorprender al mundo con sus gestos de humildad y cercanía, lo que le han valido una aprobación nunca antes vista entre los católicos y recelo entre sus colegas de religión. Lejos del protocolo y la suntuosidad que rodearon a otros pontífices, Francisco ha sabido ganarse y recuperar a los fieles para su Iglesia. Una Iglesia católica que venía golpeada como pocas veces en su historia. Empezó por renunciar a habitar en el Palacio Apostólico y escogió una sencilla suite en la Casa de Santa Marta. Cambió los lujosos mocasines rojos por unos comunes zapatos negros. Cambió el extravagante atuendo papal, lleno de oro, terciopelo y joyas por una sotana blanca, un anillo de plata y una cruz de hierro y cambió el flamante Mercedes-Benz negro blindado por un Renault 4 modelo 1984.

El Instituto de Obras Religiosas, una de las entidades más opacas de la Iglesia, escenario de escándalos y lavado de dinero, fue uno de los puntos clave en la revolución de Francisco. La presión del papa por más transparencia en esta institución logró que las cuentas del “Banco de Dios” se hicieran públicas por primera vez en la historia y designó una comisión especial de cinco personas para que lo informen directamente sobre sus actividades.

El papa reformó el anticuado Código Penal del Vaticano y presentó un decreto papal para endurecer los castigos por delitos sexuales, prostitución, pedofilia y pornografía infantil. Además, a partir de ahora, los sacerdotes y los religiosos que vayan a trabajar con niños deberán tener un pasado judicial y psiquiátrico limpio.

Por primera vez en la historia un pontífice utilizó la palabra gay para referirse a los homosexuales y abrió las puertas de la Iglesia para todos.

Francisco reconoció que la Iglesia está obsesionada con ese tema e invitó a sus fieles a acompañar a todas las personas sin importar cuál sea su condición y a no juzgarlas.

CONTRA MOROS Y CRISTIANOS SUS MENSAJES

En su primer documento oficial, la encíclica Laudato Si, invitó a los grandes empresarios a humanizar las relaciones económicas y a los jefes de Estado y políticos a garantizar una educación, una salud y unos trabajos más dignos, así como a compartir la riqueza con los más necesitados. De igual modo el papa volvió a poner el tema sobre la mesa.

Aunque fue claro en la defensa de la vida y explicó que no es progresista resolver los problemas al eliminar una vida, hizo énfasis en que hay que proteger y comprender a las mujeres que abortan porque son los puntos más débiles del mundo globalizado, así como víctimas de la exclusión y la pobreza: “Es verdad que hemos hecho poco para acompañar a las mujeres que se encuentran en situaciones muy duras, donde el aborto se les presenta como una rápida so lución para sus profundas angustias”, dijo.

Además ha emprendido una cruzada interna para que los obispos renuncien a los lujos y riquezas a las que los ha acostumbrado el Vaticano. “La hipocresía de los hombres y mujeres consagrados que profesan el voto de pobreza y, sin embargo, viven como ricos”.

En otra oportunidad había dicho que “duele ver a una monja o un cura con el último modelo de coche”. Francisco ha anunciado que su administración será corta, de unos cinco años han interpretado algunos, pero su misión ha sido clara: “La Iglesia es o debe volver a ser una comunidad del pueblo de Dios y los curas, los párrocos, los obispos están al servicio del pueblo de Dios”. Por primera vez en la historia, el papa eligió un Consejo de ocho cardenales, de todos los continentes, para asesorar sus reformas.

UNA ORACIÓN POR LOS MIGRANTES

“Es necesario un cambio de actitud hacia los inmigrantes y refugiados por parte de todos, dejando atrás actitudes defensivas y de miedo, indiferencia y marginalidad”, dijo el papa Francisco, luego de que en su primer viaje como pontífice visitara la isla siciliana de Lampedusa, la puerta de entrada de miles de inmigrantes a Europa. Unos meses después, cuando 395 personas murieron en el naufragio de una barcaza, dijo que era una vergüenza e hizo un llamado a todos los países para que dejaran la indiferencia ante los inmigrantes, que son víctimas del sistema capitalista.

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies