18 septiembre 2021

Irma azota azota los Cayos de Florida mientras pone rumbo al norte

Internacional

El viento mueve una de las grúas sobre el techo del Miami Worldcenter (Storyful)

Por Brian Thevenot y Robin Respaut

cdd8f380-9610-11e7-83a8-7f62934a4ad7_Screen-Shot-2017-09-10-at-11-12-51.png.cfEl huracán Irma ha ganado fuerza entrando este domingo en tierra de Florida, con la doble amenaza de vientos destructivos y marejadas ciclónicas mortales,provocando una de las mayores evacuaciones en la historia de los Estados Unidos.

La tormenta, que dejó su rastro mortal en la costa norte de Cuba en la víspera, era un huracán de categoría 4 a unos 50 kilómetros al sureste de Cayo Hueso, Florida, a las 1000 GMT, con vientos máximos sostenidos de 210 kilómetros hora, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).

Está siguiendo un curso que la llevará a lo largo de la costa del Golfo de México, cerca de centros de población como Tampa y San Petersburgo, añadió.

Se esperan marejadas ciclónicas impulsadas por la marea alta de hasta 4,6 metros en zonas de bajo litoral de la costa suroeste de Florida el domingo, que podrían causar catastróficas inundaciones en miles de hogares.

«Tomen medidas ahora para proteger sus vidas», aconsejaba el Servicio Meteorológico Nacional en Cayo Hueso. «Estamos en una situación extremadamente peligrosa que constituye una amenaza para la vida».

64a383c247ae4ad5986e6b1b584763c9El huracán, que dejó 22 muertos en el Caribe, posiblemente provocará daños de miles de millones de dólares en el tercer estado más poblado de Estados Unidos.

Ráfagas de viento casi con fuerza de huracán comenzaban a golpear los Cayos de Florida en la tarde el sábado, dijo el CNH, con Cayo Hueso recibiendo rachas de unos 130 km/h el domingo por la mañana y niveles de agua de cerca de 61 centímetro superiores a lo normal. Se esperaba que esta zona sienta el impacto pleno de Irma entre las 1100 y las 1200 GMT.

A car drives around a tree downed by winds from Hurricane Irma, Saturday, Sept. 9, 2017, in Golden Beach, Fla. (AP Photo/Wilfredo Lee)

EXPERTOS EN HURACANES NERVIOSOS

Y la noche del sábado se ubicaba a unos 170 kilómetros al sureste de Cayo Hueso con unos vientos máximos sostenidos de 205 kph, azotó Cuba en la mañana como huracán Categoría 5 -el nivel más alto en la clasificación- pero se debilitó a Categoría 3 en su paso por la costa norte de la isla.

Meteorólogos esperan que Irma se fortalezca durante su paso sobre las cálidas aguas del sur de Florida, dijo el CNH. Posiblemente regresará a categoría 4 antes de llegar al estado.

El extenso alcance de los letales vientos de Irma y su tamaño, más que su categoría, asombran a expertos en tormentas.

Irma precipitará entre 25 a 51 centímetros de lluvia sobre Florida y el sureste de Georgia desde el sábado hasta el lunes, dijo el Servicio Nacional Meteorológico, una fracción de lo que arrojó el huracán Harvey sobre Texas y Luisiana el mes pasado.

Pero a diferencia de Harvey, sus peligrosos vientos apenas perderán fuerza una vez que toque tierra en la mañana del domingo.

Tom Durr, un médico retirado de 66 años que junto a su mujer Lorraine dejaron el martes la casa cerca de una gran bahía en la Costa del Golfo y fueron a una pequeña granja que tienen en Carolina del Norte, dijo que no esperaba que quedara mucho a su regreso.

«Será un lindo lote al mar en la soleada Florida sin casa, sin árboles, sin autos, sin botes y una increíble vista de devastación», sostuvo Durr, cuya casa en Englewood está cerca de la zona donde se espera que golpee el ojo del huracán.

En Cuba, la destrucción en el centro de la costa norte de la isla luego del paso de Irma fue similar a la que causó en otras islas del Caribe durante la última semana. Medios estatales dijeron que era la primera vez que una tormenta Categoría 5 tocaba tierra desde 1932.

El huracán derrumbó árboles, techos y postes del tendido eléctrico con vientos de unos 200 kilómetros por hora (kph), que dañaron hoteles en los centros turísticos más conocidos de la isla, y provocó evacuaciones forzadas en el litoral costero de La Habana.

Los cubanos caminaban por las calles con el agua por los tobillos en Caibarien, un pueblo pesquero con las calles inundadas y cubiertas por algas.

«Esta fue la tormenta más fuerte que Caibarien ha tenido. Tomará un tiempo recuperarse de esto, por los menos algunos años», dijo Risle Echemendia, de 28 años.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies