30 julio 2021

Huracán ETA azota con toda su fuerza en Bilwi y otras comunidades del Caribe Norte

Nacionales, Monitoreo

03 Noviembre 2020

Con un rugido ensordecedor, los vientos del huracán Eta azotan toda la ciudad de Bilwi arracando techos, árboles, postes de servicios públicos y dejando una estela de destrucción a su paso.

En toda la ciudad y gran parte de la Región Autónoma del Caribe Norte no hay energía eléctrica, pues la empresa local decidió cortar el suministro para evitar cortorcircuitos e incendios.

Los pobladores de las comunidades Nueva Jerusalén, barrio Aereopuerto, El Muelle de Puerto Cabezas, Sandy Bay, Krukira, Wawa, Poza Azul, Nazareth, Lamlaya, Kukalaya, Barrio Moravo, Arlen Siu, Kilómetro 51, Punta Fría, Peter Ferrera, Los Ángeles, North End, La Libertad, El Caminante, Santa Inés, Barrio Spanish Town, El Cocal, Rosario Murillo, Filemón Rivera, Loma Verde, Barrio Alemán, José Centeno, mercado San Gerónim y la zona aledaña, reportan que muchos techos de cinc han volado por los aires dejando a la intemperie a decenas de familias.

El ciudadano David Ibarra dijo a Radio Bilwi Stereo que “yo viví Félix en 2007 (1 de septiembre) y este Eta es inmensamente más fuerte, durísimo en el barrio Poza Azul, donde vivo”.

Los vientos huracanados con fuerza de más de 200 kilómetros por hora empezaron a sentirse poco antes de la medianoche, acompañados de una tupida lluvia que ya ha anegado gran cantidad de calles de Bilwi.

También se reportan fuertes vientos aunque con menos lluvias, en los municipios mineros de Rosita, Siuna y Bonanza.

El huracán Eta está produciendo marejadas, y es posible que cause inundaciones repentinas y deslizamientos de tierras

“Está lloviendo fuerte, con mucho vientos. El mar está bravo, estamos con miedo”, dijo la madrugada del martes vía telefónica el maestro miskito Kevin Lackwood, de 22 años, de la comunidad costera de Prinzapolka, donde solo quedaron los hombres a cuidar las casas.

Lackwood dijo que “si la situación se pone más peligrosa” abandonarán la zona y que las mujeres y niños de esta comunidad de unos 800 habitantes ya evacuaron a comunidades alejadas de la costa.

No se tiene información de las comunidades adyacentes a Bilwi, en donde viven unas cien mil personas, en su mayoría indígenas dispersos en poblados que podrían ser afectados por el huracán, como Tuapí, Krukira, Sandy Bay, Cabo Gracias a Dios, Wawabar, Karatá, Halower, Wauhta, Kamwatla y Walpalsiksa.

El Ejército de Nicaragua movilizó tropas especializadas en búsqueda y rescate a Bilwi, y la Fuerza Naval pasó el lunes trasladando a habitantes de pequeñas comunidades costeras a refugios en Bilwi.

El Ejército ha movilizado 6 medios aéreos, 30 unidades de superficie para desarrollar el proceso de trabajo con las autoridades locales, 5 módulos de máquinas ingenieras para la realización de acciones en caso que sea necesario, un hospital de campaña, para atender cualquier emergencia y mil 500 efectivos para proteger a las familias.

Este podría ser sólo el principio de la destrucción de Eta. Se esperaba que la tormenta pasara la semana recorriendo América Central y descargando grandes cantidades de agua.

El centro y norte de Nicaragua, así como buena parte de Honduras, podrían recibir entre 380 y 635 milímetros de lluvia, que podrían llegar a 890 milímetros en algunos puntos. También se esperaban aguaceros en el este de Guatemala, el sur de Belice y Jamaica, según los meteorólogos.

La marejada ciclónica podría llevar el agua tierra adentro 4,5 metros (15 pies) más allá de las mareas normales en la costa de Nicaragua, según los expertos.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies