Granada conmemora el 152 aniversario del natalicio de Rubén Darío

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Cultural

Granada, Nicaragua

Redacción La Verdad Nica

Una serie de actividades están programadas para la celebración del 152 natalicio de nuestro poeta universal Rubén Darío.

El máximo representante del modernismo literario en lengua española, Félix Rubén García Sarmiento, conocido como Rubén Darío, nació en Metapa, hoy ciudad Darío, Matagalpa, Nicaragua, el 18 de enero de 1867 y falleció en León el 6 de febrero de 1916.

En su honor se realizó una exposición dariana  inaugurada el 18 de enero (2019) en el antiguo Convento de San Francisco con una colección propia del maestro, escultor y vice alcalde de Granada, Pedro Vargas Mena.

La exposición consta de 13 obras y estará abierta a todo el público del 18 de enero al 6 de febrero, fecha en que se conmemora el fallecimiento del gran poeta.

Las obras están elaboradas con las técnicas óleo sobre cartón que nos muestran la vida y obra del gran Darío, además, espuma plástica y arenilla y tallas en maderas.

Es interesante cómo el escultor y maestro Vargas Mena, plasma en el cuadro de la vida de nuestro bardo, el sentir el poeta.

“Darío fue estudioso de la mitología y la literatura antigua, tuvo mucho respeto por nuestra raza y con un profundo sentir religioso”, dijo Pedro Vargas Mena.

En el cuadro de la vida de Darío, el escultor plasma la foto más popular del poeta, donde su cabeza descansa sobre su mentón, y que “fue tomada en Nueva York cuando Darío tenía aproximadamente unos 40 años”, expresó el escultor.

“Hay muchos poemas mitológicos en la vida de Darío. Entre los más destacados están El Coloquio de Los Centauros, Leda y el Cisne, El Quijote, Caupolicán cómo símbolo hermoso a nuestros antepasados. Tiene un enorme respeto a Cristo y en uno de sus poemas dice: Cristo va por las calles flaco y enclenque”.

“Por eso vemos en el cuadro un Cristo flaco sosteniendo una cruz. Esa es la vida, un hombre lleno de imaginación y creatividad, y no solamente en el ámbito poético, porque Darío era prologuista, periodista, etc”.

Cuando se refiere al cuadro de la muerte del gran poeta, el maestro Pedro Vargas Mena repite la frase: “toda la gloria y toda la eternidad están en nuestra conciencia”. “Esto nos indica que en nuestras manos, en nuestras cabezas, en nuestros sentimientos, está el que no desaparezca la memoria de un gran personaje como Darío”, dijo Vargas Mena.

El escultor y maestro dijo que si describimos la vida la llenamos de imaginación, pero la muerte ya no la llenamos de esa imaginación porque ya no somos capaces de pensar. “Entonces todo aquello que pensamos o imaginamos, viene en pos de nosotros para acompañarnos a la eternidad”.

“En el cuadro Darío esta yacente porque está en agonía, teniendo como lecho y almohada el Momotombo cobijado por las dos alas en uno de sus cuentos: Palomas Blancas Garzas Morenas”.

“Hay una enorme garza que cubre el cuerpo de Darío con sus alas extendidas, pero lo más importante podría ser que Darío dice a través del Centauro Medón: Yo he visto a la muerte, no es demacrada ni mustia, ni hace corva guadaña”.

Cuando se refiere a Diana, dice “que la muerte, al verla, es semejante a Diana, casta y virgen como ella”. Sigue refiriendo el escultor Pedro Vargas Mena que “Diana era una muchachita entre 15 y 17 años. En su mano izquierda tiene verdes palmas triunfales y en su mano derecha una copa de agua del olvido que es la muerte”.

Ramilletes de flores para Darío

Por la tarde los granadinos depositaron ofrendas florales al pie del obelisco construido hace 53 años, en el centenario de su natalicio. Construido por el escultor Pedro Vargas Mena.

Declamaciones de poemas y bailes folklóricos animaron la actividad dariana.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies