27 noviembre 2021

Filósofo nicaragüense, latinoamericano habla de Darío como “protagonista indiscutible de la Cultura Universal”

 El doctor Alejandro Serrano Caldera, introdujo en su magistral conferencia sobre filosofía latinoamericana el pensamiento Dariano, llamando a Darío: “Protagonista indiscutible de la Cultura Universal”.

 
El doctor Serrano dijo que “por Rubén Darío la poesía cobra una nueva dimensión, sobre todo de la poesía española. En Darío vemos la integración, desde la poesía precolombina, griega, latina, y la poesía de su tiempo, más avanzados, como fueron los poetas simbolistas y parnasianos y franceses integrados en su fuente y a cambio del idioma, porque le introdujo una musicalidad extraordinaria, que no tenía el español y que Rubén Darío es el creador de eso”.
 
Al referirse al antecedente filosófico en América Latina, dijo que en el debate fue notoria la falta de “la difusión de un pensamiento. Más bien, América Latina se caracterizaba por dos ejes: La Intuición y la Sensibilidad, por un lado, y la Razón, por el otro”.
 
El filósofo nicaragüense considera que “el desarrollo de América Latina ha sido extraordinario, en lo que ha sido la poesía, la narrativa, la pintura, la literatura, en general, y sobre todo, diría yo, la música. Si hay algo de que se identifica al latinoamericano, es una plataforma común de sensibilidad, intuición y sensación de la música, y principalmente la música popular”.
 
Agrega que “si hay algo que le da un carácter de identidad y universalidad al latinoamericano, es su música. Junto a esto, que es un herencia, que es un patrimonio, de una enorme riqueza oral, esta lo que se ha considerado, la debilidad y el vacío, por lo que Octavio Paz llamaba “la ausencia del siglo XVIII o de la Ilustración” en América Latina”.
 
De esta manera el filósofo nicaragüense concluyó su disertación, ponencia y análisis de la filosofía latinoamericana, de la que él estudioso es uno de los principales precursores, dentro de una dimensión y concepto universal de las concepciones filosóficas propias de las tierras americanas. 
 
Otra importante conclusión de Serrano es que “la vanguardia se da en un caso y se da en otro. Los importante es que se pueda llegar a los consensos universales, a las concertaciones sobre la aplicación de estos grandes avances”.
 
Alejandro Serrano Caldera y “el tema de las ideas vanguardia”
 
El doctor Alejandro Serrano Caldera hizo referencia al “tema de las ideas vanguardia”. En este sentido se pregunta ¿qué es primero: la idea que prefigura conceptualmente en la realidad o la realidad que surge, que la idea trata de explicar después?
 
Considera que “un análisis de la historia, nos permite ver que las dos cosas se han producido. Hay casos en que son las ideas la vanguardia. A mí me parece que la modernidad se produjo, precisamente por una revolución en las ideas, en el pensamiento de Descartes, en el pensamiento de los filósofos de la ilustración”. 
 
Consideró que estos filósofos “fueron perfilando, a partir de la razón, una serie de valores, conforme a los cuales se trató de adecuar la sociedad que surgió y el derecho que surgió de esa idea”. 
 
Sócrates y Aristóteles, considerados como “los padres de la democracia”
 
El doctor Alejandro Serrano Caldera, siguiendo con el tema de las ideas, se trasladó a la Grecia antigua, ubicando a Sócrates y a Aristóteles “como los padres de la democracia”. Dijo que en ese tiempo “ya la práctica de la democracia, como una teoría encarnada en la realidad, ya existía en Grecia”.
 
Consideró que “puede ser vanguardia la idea, que puede ser vanguardia los hechos. Hay una interrelación entre ambos. Por ejemplo: la tecnología, que es el otro punto. ¿Ha habido realmente una filosofía y una ética de la tecnología?, no, todavía no”.
 
 
Todo un debate “para la humanización de la técnica” y evitar que “el ser humano sea sustituido por un celular”
 
Serrano Caldera concluye en que “el hecho ha ido avanzando por encima de la construcción de las ideas. Hasta ahora que se arma un debate para la humanización de la técnica”. 
 
Indicó que el debate es “para evitar que el teléfono celular, que es omnipotente, sustituya al ser humano en todas sus expresiones. El celular es todo: teléfono, cámara fotográfica, internet, chat. En fin, puede ser todo y va seguir teniendo otras aplicaciones y va sustituir al ser humano”.
 
Habló del debate “no solo del celular, sino que de la tecnología cibernética, en relación a lo que pudiera esto significar, como un avance extraordinario del gen y del gene humano. Como no hay un pensamiento que lo regule, se corre el riesgo de que esto deshumanice”.
 
Dijo que “se está sustituyendo lo que los griegos llamaban la polis o el conjunto de valores y principios que caracteriza a una sociedad, que es el contexto en el que el ser humano, como ser individual se forma en esa relación social en que estábamos anteriormente”.
 
Dijo que “la tendencia es que poco a poco pueda irse abandonando la necesidad de la circunstancia en el contexto social, sustituido por el celular. Donde las personas ya no hablen entre sí sino que hablen con el instrumento como un sujeto”.
 
Insiste el filósofo nicaragüense en que “los hechos tecnológicos y cibernéticos han ido delante de un pensamiento que los configure y establezca los valores y principios sobre los cuales deben descansar”.
 
Además dijo que “también podemos decir que la tecnología es producto de la revolución del pensamiento científico que se dio en el siglo XVII y que ha venido avanzando”.
 

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies