4 diciembre 2021

Fernando Cardenal deja legado de amor

Monitoreo Nacional

210216porFernando-C.photo02El sacerdote, el jesuita, el ministro, el maestro, pero sobre todo el amigo. Todas las facetas del padre Fernando Cardenal fueron recordadas por quienes llegaron a la capilla de la Universidad Centroamericana, donde se veló al sacerdote, que falleció a los 82 años la madrugada de este 20 de febrero.

El padre jesuita Fernando Cardenal deja un legado de “amor por que el saber llegase a todo ciudadano sin excepción”, junto con su compromiso por que el sistema de educación fuese de mejor calidad.

En esto coincidieron poetas, ministros, políticos, ex compañeros de política y de escuela, personal administrativo, docentes y alumnos de Fe y Alegría Nicaragua que llegaron a darle el último adiós en la capilla de la UCA, donde al mediodía se realizó una misa de responso y a las 6:00 de la tarde una eucaristía.

El escritor Sergio Ramírez y la poeta Gioconda Belli exaltaron el papel importante del padre Cardenal al frente de la Cruzada Nacional de Alfabetización en 1980. “Significa un hombre que tuvo una mirada clara y limpia y que fue el general de la batalla más importante que se libró en este país, la batalla contra la ignorancia, que le abrió los ojos y le enseñó a leer a tanta gente”, afirmó la poetisa Belli.

210216porFernando1-750x500Para ella el legado a la historia de parte de Cardenal fue influir “en que tanta gente tuviera acceso a su conocimiento, a la magia de la ficción de literatura”.

El escritor Sergio Ramírez sostuvo que “Fernando Cardenal fue un ejemplo de conducta ética, siempre insistió en que las acciones de los seres humanos no deben distanciarse de lo que proclaman, de lo que pregonan, debe haber esta congruencia entre la palabra y la acción y eso fija una posición ética para los nicaragüense de distintas generaciones que sigan su ejemplo”.

Enfermedad

El padre Cardenal falleció luego de permanecer por más de dos semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital de Managua, después de ser intervenido quirúrgicamente el pasado 2 de febrero por una hernia abdominal.

Luego de la primera intervención al sacerdote jesuita le colocaron una malla abdominal, pero su organismo la rechazó causándole fiebre. Los médicos le intervinieron una segunda vez y encontraron “una infección bastante grande en el abdomen”, informó en su momento el superior de Compañía de Jesús en Nicaragua, Iñaki Zubizarreta.

“Ya ganó la batalla, ya está en la presencia del Señor, gozando del abrazo del Padre Eterno”, dijo ayer Zubizarreta, quien ofreció la misa de responso.

 

Trabajadores y ex alumnos de Fe y Alegría colocaron rosas rojas en el féretro del padre Fernando Cardenal. LA PRENSA/U. MOLINA

 

Su hermano, el poeta

 

El hermano de Fernando, el también sacerdote y poeta Ernesto Cardenal, estuvo en la capilla de la UCA. Apoyándose en un bastón para dar los pasos lentos de sus 90 años y acompañado siempre por familiares, el poeta Ernesto guardó silencio en los largos momentos en que observó el féretro donde descansaba el cuerpo de su hermano.

Los ojos del poeta Ernesto enrojecieron varias veces. Escuchó en silencio la misa de responso ofrecida a las 12:00 del mediodía ofrecida por Zubizarreta. Pero el poeta sacerdote evitó hablar con los medios de comunicación, solo lo hizo con algunas personas, la mayoría viejos amigos de él y de su hermano Fernando, que se le acercaron a darle el pésame.

Fernando Cardenal fue ministro de Educación de Nicaragua entre 1984 y 1990 con el primer gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Por su vinculación al sandinismo y a la Teología de la Liberación el papa Juan Pablo II lo suspendió del ejercicio del sacerdocio y tuvo además que abandonar la Compañía de Jesús.

El papa Francisco levantó esa suspensión al padre Fernando Cardenal y así pudo regresar a la Compañía de Jesús.

“¿Qué deja Fernando? Nos deja un hombre absolutamente terco para trabajar por la educación de calidad de este país, no solamente en los que pueden pagar, sino sobre todo la educación de calidad para los pobres. Él toda su vida fue un educador”, resaltó Zubizarreta.

Cardenal era director nacional de la organización Fe y Alegría, que cuenta con más de 22 colegios en nueve departamentos. Son más de 10,500 alumnos, la mayoría de escasos recursos.

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies