18 septiembre 2021

Fabio, igual que políticos “demócratas” ya no haya que decir y le dio por invocar a Dios ante el fracaso de campaña en Granada

Edmundo Jarquin (El Feo) y Fabio Gadea Mantilla, en mitin de Granada, con rala concurrencia

 

 
* “Pancho Madrigal” llevó una portátil que no creció y se redujo a 150 personas
* Acabará con “diputados sinvergüenzas” como diputado que en Granada se quiere reelegir sin haber bajado al pueblo que antes le dio el voto
*Los pobladores de “La Loquera” no se inmutaron ante la presencia del candidato PLI
 
Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
Edmundo Jarquin (El Feo) y Fabio Gadea Mantilla, en mitin de Granada, con rala concurrenciaDon Fabio Gadea Mantilla, conocido como “Pancho Madrigal” por los cuentos que narra en una emisora nacional, llegó a Granada aspirando a una convocatoria masiva de granadinos y, según lo que se vio, lo que más bulto hizo en su caravana fue la portátil de vehículos lujosos y un par de buses blancos escasos de pasajeros.
 
Don Fabio mencionó a Dios como su gran aliado, pero el Señor parece que no quiere nada con la política sucia de este país, ya que le mandó a don Fabio un tremendo aguacero, que para ser realista, le espantó bastante los pocos asistentes a su mitin en “La Loquera”.
 
Incluso, los mismos pobladores de esa calle granadina, daban la impresión de no inmutarse ante la presencia del candidato de los cuentos de caminos. Logramos observar que las familias, como es costumbre en Granada, estaban tranquilas conversando en sus salas, debido al agua, mientras don Fabio se desgalillaba con torrenciales promesas. Unos cuantos seguidores, buscadores de “oportunidades” de vez en cuando le gritaban vivas a “Pancho Madrigal”.
 
“La Loquera”, es un barrio popular granadino, de muchas leyendas. En ese lugar se enclava la casa de campaña de don Fabio Gadea en Granada. Ojala que las palabras de do Fabio no sean puras “loqueras”, mas mentiras para un pueblo cansado de políticos que prometen el mar, la tierra y las estrellas para al final no dar nada. Igualito a como lo hizo el Diputado Vallejo en Granada.
 
Don Fabio dejó en el ambiente granadino de “La Loquera” el compromiso de “un presidente honrado, un gobierno honrado. Del 6 de noviembre en adelante, se acaba la corrupción en Nicaragua. Nadie más mete las manos en las arcas del Estado. No más diputados sinvergüenzas”, dijo Gadea, echándole una mirada al diputado Edgard Javier Vallejo y otros diputados que pretenden repetir sin haber hecho nada por sus pueblos, engañarlos y dejar claro que todo lo hicieron por su propio, egoísta y mezquino interés. Gadea fue duro con “estos diputados sinvergüenzas”.
 
Don Fabio prometió buscar el Reino de Dios y su justicia “y todo los demás vendrá por añadidura”. Ofreció “educación de primera con escuelas que no se caigan, niños con desayuno escolar, computadoras en las aulas, hospitales donde no haya cucarachas corriendo por los corredores, hospitales donde les den medicinas y no acetaminofén…”.
 
Parafraseando sus cuentos de caminos, don Fabio ofreció “caminos para que puedan sacar los productos los hombres del campo, los hombres del surco, los hombres que ordeñan la vaca. Todo eso es la añadidura que va por montones”, aseguró Gadea Mantilla.
 
A “El Feo” lo ve “Bonito”
 
Parte de la concurrencia al mitin de Fabio Gadea MantillaDon Fabio Gadea Mantilla dijo ver “bonito” a “El Feo”, considerando que hacen buena combinación. Se refirió a gente que le escribe diciéndole que “sos buenísimo escribiendo cuentos de “Pancho Madrigal”, sos buenísimo escribiendo pinceladas nicaragüenses y cartas de amor a Nicaragua, pero vos no vas a saber gobernar…”.
 
Gadea les responde que “para ser un buen Presidente se necesita tener sentido común, y yo lo tengo, Saber escoger a la gente que va gobernar conmigo, y yo se escoger”, subrayó Gadea. Señaló al primero que escogió: a “El Feo”, que aquí lo tienen”.
 
En el mismo tono de cuando narra sus cuentos, don Fabio, habló de un tercer requisito para ser Presidente: “tener compasión por el pueblo. Querer al pueblo de verdad, no del diente al labio como lo han querido los presidentes, querer al pueblo con el corazón en la mano…”.
 
Gadea dijo que ha escuchado decir “que todos están bien, que todos tienen plata, que todos tienen empleo y todo eso es mentira. Se necesita un Presidente que tenga compasión por el pueblo, que lo quiera al pueblo y quién más que yo va querer a este pueblo, que tengo 45 años de escribir, por desayuno, almuerzo y cena, una Carta de Amor a Nicaragua”.
 
Ofreció a todos “recibirlos en cualquier momento. Ya lo prometí y lo prometo siempre, cuando sea presidente voy a buscar un día de la semana para recibir en la casa presidencial, desde las 8 de la mañana a las 8 de la noche, a todo la gente pobre que llegue a buscarme”.
 
Dejó claro, que recibirá “no solo los que van de saco y corbata, los hombres de gorra, los hombres de camiseta, las mujeres humildes, al viejito que no le quieren dar su pensión en el seguro, la señora que se le está cayendo su casita. A toda esa gente la voy a recibir porque son mis hermanos y porque todos somos hermanos”.
 
Con todas esas promesas, que nos son familiares en los políticos, don Fabio pidió el voto de los granadinos el 6 de noviembre 2011.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies