24 octubre 2021

El vigorón de hoy en día en los kioscos del Parque Central Colón

Departamental

Granada, Nicaragua

Augusto Cermeño

13El vigorón, después de dos décadas del reportaje escrito por su servidor sobre el tema, publicado en EL NUEVO DIARIO que dirigía el ingeniero Xavier Chamorro Cardenal, sigue siendo el platillo favorito de los nicaragüenses, centroamericanos y turistas de todo el mundo que visitan Granada, de Nicaragua.

Realizamos un recorrido por diferentes puntos y puestos de venta del vigorón en la Gran Sultana, y hemos logrado percibir que son muchos los granadinos que ofertan este platillo dándole al plato su propio gusto y sabor, sobre todo en la hechura de la ensalada, la yuca y el chicharrón.

Por todos lados de Granada hay venta de vigorón, y todos hacen su esfuerzo por hacer que el cliente quede satisfecho y regrese. La vendedora de calle suele ser bastante zalamera, cariñosa y atenta, pero hay algunos negocios establecidos, en el parque central que compiten entre sí por hacer que sus comensales se vayan felices y regresen.

Los principales consumidores del vigorón son los mismos granadinos, los nacionales que llegan de todo el país y los turistas norteamericanos y europeos. La delicia del vigorón no solo les resulta un plato riquísimo sino que es económicamente barato, alcanzando el precio no mayor de dos dólares con 50 centavos de dólar. Anda entre los 70 y 80 córdobas el plato.

8Las hermanas Vega Miranda en el kiosco de Cristo

Realizamos un recorrido por los kioscos del Parque Central Colón, iniciando en el antiguo kiosco que fue de don Cristo Dedemadys, de origen griego, quien a principios del siglo XX vendía unas malteadas increíbles, deliciosas, de las que el mismo Cristo se daba el lujo de repetirle llenar la copa al cliente.

En ese tiempo, muchos jóvenes universitarios, que estudiaban en la Universidad de Oriente y Mediodía, eran clientes asiduos de Cristo. Pero de lo que se trata ahora es del Vigorón, de modo que después de este refrescante dato histórico, seguimos con el vigorón que en la actualidad, y desde hace más de 50 años, la dama granadina María Herminia Miranda, quien heredó la receta a sus hijas Alina y Carmen Vega Miranda, las actuales dueñas del negocio que administran con mucho tino.

Además, ellas sirven platillos, no menos exquisitos, de chanco con yuca y el platillo mixto (yuca, chicharrón y cerdo adobado), para aquellos comensales que gustan abrir su estómago a estas ricuras.

9“La Gata”

Luego de conversar con las hermanas Vega Miranda, en el kiosco que fue de Cristo (esquina noroeste del parque), nos encaminamos  hacia el este, en la esquina noreste, propiamente, donde aún permanece Yelba Urbina “La Gata”, con su especial negocio de uno de los vigorones más sabrosos de Granada.

“La Gata”, una mujer de ojos verdosos y grandes, se ha mantenido en el lugar por 23 años, aunque recuerda que antes estuvo vendiendo el platillo típico frente al antiguo Club Social de Granada, donde hoy es el Palacio de Cultura Joaquín Pasos Arguello.

Esta hacendosa mujer granadina, vende vigorón a los turistas nacionales y extranjeros a 80 córdobas el plato, haciendo excepciones con gente que anda con ventas ambulantes, a los que les vende a 70 córdobas el plato. “Ellos, como yo, andan buscando la vida y yo les vendo favorable, para que se defiendan”, dijo.

10El exitoso Kiosco “El Gordito”

Nos encaminamos, en diagonal, hacia la esquina sureste del parque, frente a la mansión Pellas, donde está el kiosco de “El Gordito”, a quien lo encontramos sentado en una cómoda silla de madera, dando las orientaciones pertinentes a su personal para una excelente atención a los clientes, muchos de ellos turistas extranjeros.

El mencionado kiosco oferta el vigorón desde hace 60 años, cuando lo administraba don Balbino Gutiérrez y su señora, Margarita Castillo de Gutiérrez. Luego pasó a manos de doña Ileana Torres (1977), la progenitora de Francisco Javier Gómez Torres “El Gordito”.

Francisco Javier recibió el kiosco, de parte de su mamá, en 1983, uniéndosele en el negocio su esposa Angélica Talavera de Gómez. Este negocio de vigorón y diferentes refresco naturales (chicha, cacao, grama, etc.) ha tenido un éxito rotundo, tiene como ganchos de atracción “la conversación que sostenemos con los clientes: dueño y cliente, lo atendemos bien para que vuelva y le vendemos un buen producto”, aseguro “El Gordito a LA VERDAD.

Además, dijo que es de vital importancia “amar lo que te dejan tus padres, bendecidos y prosperados”. El Gordito se declara amante de los gallos, de modo que no falla a las jugadas de gallos en las galleras de Diriomo, Diriá, Niquinohomo, Malacatoya y por el sector del Cementerio.

12Kiosco de doña Modesta Lacayo

Este, el de doña Modesta Lacayo, es uno de los kioscos que lleva la delantera en la historia del vigorón, íntimamente relacionado a la Chichería Paris, negocio de más de casi un siglo de fundado, que lleva el platillo del Vigorón a la cúspide en materia de los platillos típicos de Granada, de Nicaragua.

Visitamos el lugar, ubicado en la esquina sureste del Parque Central Colón, donde nos encontramos a doña Teresa Lacayo, hermana de doña Modesta, quien ha sido una especie de cofundadora del negocio, que se considera el mejor vigorón de Granada.

Doña Teresa, ya metida en años, atiende el negocio solo los domingos, repartiéndose los días de semana los hijos de doña Teresa: Manuel y Javier que se rotan en el negocio cada semana. Por supuesto que esta rotación no hace mella a la calidad del más antiguo y mejor preparado vigorón de Granada

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

1 comentario en «El vigorón de hoy en día en los kioscos del Parque Central Colón»

Deja un comentario

Usamos Cookies