22 septiembre 2021

El despertar de los volcanes

Monitoreo Nacional

Volcan SantiagoEntre el volcán Telica y el Masaya hay 120 kilómetros, cuatro departamentos, la capital Managua, la ex capital León, docenas de carreteras y poblados, y si no de desasosiego, al menos un sentimiento generalizado de asombro, acompañado por una que otra pregunta. Y es que los volcanes mencionados, además del cerro Negro y del Momotombo —ubicados entre los dos primeros—, presentan actividad de forma simultánea desde hace una semana. Un fenómeno raro para la cuenta del tiempo de los humanos pero no tanto para la cuenta del tiempo del planeta, según afirman expertos, y que solo podría afectar gravemente a la población nicaragüense si el peor escenario posible acontece.

Comencemos justamente por ahí: la Laguna de Apoyo es un atractivo turístico que comparten los departamentos de Granada y Masaya. Es un laguito redondo de unos seis kilómetros de diámetro y de abundante belleza natural. Sin embargo, hace 23 mil años para el hombre, equivalentes a un santiamén para la Tierra, Apoyo era un volcán. Uno que erupcionó tan, pero tan violentamente, que dejó esa laguna cratérica donde ahora miles vacacionan. Los científicos, entre ellos el geofísico nicaragüense Roderick Cano, creen que se trató de una erupción freatomagmática. Y si el volcán Telica, el cerro Negro, el Momotombo, del departamento de León; o el Masaya, del departamento homónimo, hicieran erupción con una explosión similar, las consecuencias serían cataclísmicas para muchas personas. Si no siguieran los pasos del llamado volcán Pre-Apoyo, por el contrario, nadie tendría mucho que lamentar.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies