20 mayo 2024

Controvertida teoría del “Triángulo de la vida”, para salvar vidas ante terremotos

Arte y Cultura

Granada, Nicaragua

Por: Redacción LA VERDAD

IMG_4089Gracias a la acuciosidad, curiosidad y gran espíritu investigativo de Silvio Arana Arguello, captamos la información de la controversial teoría del “Triángulo de vida”, que resulta una propuesta para salvar vidas ante un cataclismo.

Don Silvio, muy contento del fruto de sus investigaciones, tomando en cuenta los altos índices de sismicidad que se producen en el país, la región centroamericana y en el mundo entero, nos entregó tal propuesta teórica creada por Doug Copp, quien indica la forma de sobrevivir a un terremoto.

Doug, tiene la intención de reemplazar la táctica de “agacharse, cubrirse y agarrarse”. Definiendo “El Triángulo de vida”, el señor Copp dice que “es un espacio que se forma al lado de objetos, como sofás y otro tipo de muebles, cuando el techo cae sobre ellos”,

220px-Triángulo_de_la_vidaConsidera que es “importante que sea resistente para que no se comprima cuando el techo o la pared caigan encima”. El espacio de vida es el que se forma al lado de los objetos señalados y se razona que cuanto más grande y fuerte es el objeto, más grande es el espacio vacío y mayor la posibilidad de que un ser humano se acomode bajos escombros (paredes o techos).

Cuando una persona está durmiendo en su cama, durante la noche, y ocurre un terremoto “simplemente échate al suelo. Alrededor de la cama (no debajo) hay un espacio vacío. Doug considera que si los hoteles colocaran un rótulo de tras de la puerta, instruyendo a los huéspedes a colocarse al lado de la cama ante un terremoto, “tendrían mayor posibilidad de sobrevivir”.

También recomienda que si está frente al “altar” de la televisión, y se dé un terremoto, no recomienda salir fácilmente por una puerta o una ventana, debes acostarte en posición fetal al lado de un sofá, silla grande o mueble grande.

Cuando en esa misma circunstancia sísmica está en un automóvil, Doug recomienda que “salga del mismo y siéntese o acuéstese al lado del mismo. Sea lo que sea que caiga sobre el auto, siempre dejará un espacio vacío a sus lados”.

Evidencia ofrecida por Copp

Agacharse,_cubrirse_y_sujetarseCopp refiere haber realizado el experimento de un derrumbe controlado de un edificio en Turquía en el cual los maniquíes colocados debajo de muebles, serían aplastados en el 100% de los casos, y los maniquíes colocados previamente en los «triángulos de vida» resultarían 100% «a salvo».1 No obstante, el derrumbe no simuló el movimiento horizontal que provoca la onda sísmica, y que podría arrastrar objetos pesados o derribar muros sin soporte. Más aún, el «experimento» de Copp, habría sido no un experimento diseñado para poner a prueba su hipótesis, sino un ejercicio de rescate.

En el sitio web del grupo que dirige,1 afirma que en 2009 hasta 50,000 personas habrían fallecido por usar la técnica de «agacharse y cubrirse». Asimismo, señala a quienes critican su teoría como «burócratas», acusándoles de beneficiarse económicamente al oponerse a su llamado. Sin citar fuentes, asegura que «universalmente» el 98% de las personas que usan la técnica de «agacharse, cubrirse y sujetarse» fallecen.

Advertencias

Los supuestos de Copp han sido señalados por instituciones y académicos de dirigir la atención de la gente hacia el objetivo de ocupar «el mejor lugar posible» en caso de un terremoto. También de partir de supuestos que extrapolan los casos de colapso total de un edificio, alegando una validez universal de su técnica en todos los terremotos. Los supuestos de Copp son asimismo contradictorios, pues mientras parte de observar que si un edificio se colapsa, los muebles serán aplastados, al mismo tiempo asegura que echarse en posición fetal al lado de muebles como la cama o el sofá, o grandes y pesados como la nevera (refrigerador), garantiza a la persona un espacio vacío seguro (asumiendo que los muebles pesados no podrían caer sobre las personas debido a la sacudida horizontal de los edificios). Además, Copp prefiere hacer caso omiso de los informes de acuerdo a los cuales la mayoría de las personas son heridas por caída de objetos,4 y al tratar de buscar refugio junto a muebles o muros interiores (no estructurales).

Posibles aplicaciones

«Agacharse, cubrirse y sujetarse» es una de las medidas de autoprotección en caso de terremoto, más validadas por agencias de protección civil de varios países; entre otros: Puerto Rico, Chile, Ecuador y México.

Un estudio iraní, encontró que el «triángulo de la vida», podría ser una mejor estrategia que «agacharse y cubrirse» ante grandes terremotos, ante el colapso de edificios sin estructura sólida (por ejemplo, de ladrillos de adobe), en países en desarrollo como Irán, pero confirmó las dificultades en la enseñanza de la técnica ya señaladas previamente por críticos de Copp. Basándose en la sencillez de enseñar la técnica de «agacharse, cubrirse y sujetarse», y su validez en las 12,000 veces más casos de gente afectada por terremotos menores, los investigadores concluyeron que ésta última es mejor.

Es notable el consejo del Ministerio del Interior y Seguridad Pública de Chile:

Si te encuentras en inmuebles de adobe o construcción informal, dirígete hasta una zona de seguridad en el exterior.

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies