22 septiembre 2021

Carpintero fue encontrado sin vida y manando sangre por la boca, frente a una barbería y a unos pasos del Centro de Salud Palmira: llevaba años de andar tomando

Muchos curiosos vieron tendido a Cesar Augusto Guadamuz Castillo en la tarde del dia anterior


Granada, Nicaragua
Domingo 10 marzo 2013
Augusto Cermeño y Ulises Chávez
 
Muchos curiosos vieron tendido a Cesar Augusto Guadamuz Castillo en la tarde del dia anteriorUn carpintero, de los buenos, se fue por los caminos más torcidos de la vida, el camino de los amantes eternos del Dios Baco, lo que, aparentemente, fue lo que acabó con su vida. Apareció muerto frente a una barbería y a pocos pasos del Centro de Salud Palmira.
 
LAVERDAD conversó con Luis Alberto Guadamuz, un hermano del ahora occiso, quien nos dijo que respondía al nombre de César Augusto Castillo, de 47 años, de oficio carpintero, padre de un hijo ya mayor, y que tenía más de 10 años de tomar bastante seguido, al menos tres ó cuatro días por semana.
 
El desventurado alcohólico, fue encontrado boca abajo, con el rostro un tanto volteado hacia el este, con su boca manando sangre, dando la impresión de que la había vomitado.
 
Luis Alberto nos dijo que su hermano padecía de ulcera gástrica, y que “estuvo en el hospital varias veces por esa cuestión, pero nunca dejó de beber. Pasó como más de 10 años tomando tres veces por semana y hasta cuatro”. El ahora occiso residía en el Reparto Adelita 2.
 
La Policía Nacional se presentó desde horas tempranas de la mañana, poco después de las 6, del sábado 9 de marzo (2013), procediendo a colocar un cordón de seguridad que impidiera el paso a los curiosos y preservar la escena del crimen, en caso que lo hubiera.
 
Murió por intoxicación alcohólica, dictamina el m­édico forense
 
Luis Alberto Guadamuz, hermano del ahora occisoCiudadanos que se encontraban en el lugar, rumoraban que Cesar Augusto había sido apuñalado, debido que cerca del cuerpo sin vida se encontraba un cuchillo de zapatería, otros decían que lo habían golpeado, porque presentaba un golpe en su rostro, pero fue a eso de las 7 de la mañana que se presentó el Médico Forense, Noé Campos, quien determinó que la muerte de Guadamuz había sido por intoxicación alcohólica y que el golpe en su rostro pudo haberse producido por la caída.
 
Algunos ciudadanos presentes en el lugar manifestaron haber visto a Cesar Augusto desde la tarde del viernes 8 de marzo, acostado en la acera, pero jamás pensaron que este amanecería muerto, porque para ellos no es raro ver a bebedores consuetudinarios durmiendo en plena vía pública. Familiares del ahora occiso manifestaron que a Cesar Augusto ya le habían prohibido ingerir licor, pero este nunca hizo caso.
 
Según Campos la muerte de Guadamuz pudo producirse en hora de la madrugada, entre la 1 y 2 de la mañana del 9 de marzo, razón por la cual el cuerpo ya estaba morado. Familiares del fallecido se presentaron al lugar para reconocer el cadáver y luego del trabajo de la policía nacional fue trasladado en una camioneta hacia donde fue su morada, ubicada en el sector del Reparto Adelita, y posteriormente realizarle cristiana sepultura.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies