17 octubre 2021

Arte y Ruidos siguen dominando las calles, nadie los para, ¿y la Ley Ambiental?: “bien, gracias”

Arte y Cultura

Granada, Nicaragua

Por: Augusto Cermeño

pub53835Los ruidos siguen contaminando las calles de Granada, donde se ven circular alegremente unidades de perifoneo que resuenan en los oídos de la gente, sin importar el daño que causan, porque la ley ambiental que controla los ruidos, “está bien, gracias”.

En el Código Penal de Nicaragua, en su artículo 534, Capítulo II (Perturbaciones del sosiego público) habla de “Perturbaciones por Ruido” y dice: “El que utilizando medios sonoros, electrónicos o acústicos de cualquier naturaleza, tales como altoparlantes, radios, equipos de sonido, alarmas, pitos, maquinarias industriales, plantas o equipos de cualquier naturaleza y propósitos, instrumentos musicales y micrófonos, entre otros, ya sea en la vía pública, en locales, en centros poblacionales residenciales o viviendas populares o de otro orden, cerca de hospitales clínicas, escuelas o colegios, oficinas públicas, entre otras; produzcan sonidos a mayores decibeles que los establecidos por la autoridad competente y de las normas y recomendaciones dictadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y que causen daño a la salud o perturben la tranquilidad y descanso diurno y nocturno de los ciudadanos…”.

Sanciones

32348-fotografia-gEstos serán sujetos de sanciones “de diez a treinta días multa, o trabajo en beneficio de la comunidad de diez a treinta jornadas de dos horas diarias, y, además de la suspensión, cancelación o clausura de las actividades que generan el ruido o malestar”, dice el mismo artículo 534 del Código Penal vigente.

Dice el mismo artículo 534: “Las actividades tales como campañas evangélicas masivas realizadas al aire libre en plazas, parques y calles requerirán la autorización correspondiente. Se exceptúan las actividades de las congregaciones religiosas dentro de sus templos…”.

La Ley también “se exceptúan los que tengan establecidos sistemas de protección acústica que impidan la emisión de sonidos, música o ruidos, hacia afuera de los locales debidamente adecuados para tales fines y que cuenten la autorización correspondiente y dentro de los horarios permitidos”.

ruido-puerta-automaticaPara efectos de este artículo, “se considerarán las siguientes escalas de intensidad de sonidos”:

  1. Para dormitorios en las viviendas. 30 decibeles y como máximo 45 decibles a un metro de la fachada de las casas. Durante la noche no deben de exceder, el sonido exterior, de 45 decibeles, a un metro de las fachadas de las casas.
  2. En las escuelas y centros preescolares el nivel de sonido no debe exceder de los 35 decibeles de fondo, durante las clases.
  3. En los hospitales, durante la noche, no debe de exceder de los 40 decibeles y en el día, en interiores no más de 30 decibeles.
  4. En las ceremonias, festivales y eventos recreativos el sonido no debe ser de más de 110 decibles

El Código Penal define el decibel como “La unidad de medida en una escala logarítmica que sirve para expresar la intensidad del sonido”.

100_5626
Javier Macanche, bolsista granadino

Sobre el tema del ruido, nos habló el bolsista Javier Macanche, quien labora en el sector del comercio granadino, sector del BANPRO, donde nos mostró como ejemplo del problema del ruido, los abusos que se cometen, causando problemas auditivos y finalmente, cree, que puede resultar daños a los oídos.

¿Ley de adorno?

Para Macanche, en este problema, “la Ley parece estar de adorno” porque las autoridades competentes no actúan, tales como el MARENA, Alcaldía, Ministerio de Salud y la Policía Nacional.

Los ruidos, muy a pesar de la Ley ambiental y del Código Penal que establece sanciones, sigue dándose, a la vista y paciencia de todos y todas las autoridades.

IMG_20150409_103148
Al centro, se observa una camioneta de perifoneo en movimiento en la calle del comercio, en Granada

Según Macanche, “se debe revisar esto, porque se debería de comenzar a imponer multas, llamados de atención, porque esto molesta. Entre comillas, esta es una ciudad turística y vos sabes que lo que molesta a los turistas también afecta el desarrollo la ciudad”.

Cree que el Concejo Municipal, “que se reúne mensualmente, deberían revisar eso y a ver, de los mismos que andan del  Ministerio del Transporte, que tiene la alcaldía designado, esos deben de entrar en la regulación del ruido, que les den un curso, que los capaciten, no sé, pero hay que hacer algo”, sugiere.

Hay quienes opinan que todo el que se preocupa por los ruidos en las calles deben de ver hacia la calle La Calzada, sector donde abundan negocios, que se dice producen ruido. Marcos Abea, el popular “Chocoyito”, opina que no es tan así la cosa y que realmente la calzada beneficia a mucha gente con empleos y nadie ha protestado por ruido alguno.

Incluso, Abea dijo que ellos, los taxistas, son beneficiados con los negocios turísticos (restaurantes, hoteles, hospedajes y bares de la Calzada), debido a que en este sector mucha gente hace uso de taxis.

El abogado Juan Carlos Mairena es de una opinión parecida y considera que lo del ruido debe regularse, para evitar abusos. Mairena manifestó que en la Municipalidad existe una unidad ambiental que podría hacerse cargo del asunto, con apoyo policial, si es necesario.

Un poco de información sobre el ruido y sus efectos en la salud humana

1362465626_ruidoEl ruido es la sensación auditiva inarticulada generalmente desagradable. En el medio ambiente, se define como todo lo molesto para el oído o, más exactamente, como todo sonido no deseado. Desde ese punto de vista, la más excelsa música puede ser calificada como ruido por aquella persona que en cierto momento no desee oírla.

En el ámbito de la comunicación sonora, se define como ruido a todo sonido no deseado que interfiere en la comunicación entre las personas o en sus actividades.

Cuando se utiliza la expresión ruido como sinónimo de contaminación acústica, se está haciendo referencia a un ruido (sonido), con una intensidad alta (o una suma de intensidades), que puede resultar incluso perjudicial para la salud humana. Contra el ruido excesivo se usan tapones para los oídos y orejeras (cascos para las orejas, los cuales contienen una electrónica que disminuye los ruidos exteriores, disminuyéndolos o haciendo que su audición sea más agradable), para así evitar la pérdida de audición (que, si no se controla, puede provocar la sordera).

Efectos del ruido sobre la salud:

Enfermedades fisiológicas: Se pueden producir en el trabajo o ambientes sonoros en torno a los 100 decibelios, algunas tan importantes como la pérdida parcial o total de la audición.

Enfermedades psíquicas: Producidas por exceso de ruido, se pueden citar el estrés, las alteraciones del sueño, disminución de la atención, depresión, falta de rendimiento o agresividad.

Enfermedades sociológicas: Alteraciones en la comunicación, el rendimiento, etc.

Enfermedades patológicas: Alteraciones en el metabolismo.

Enfermedades radiasticas: Alteraciones en los músculos.

El estudio del ruido, la vibración y la severidad en un sistema se denomina NVH. Estos estudios van orientados a medir y modificar los parámetros que le dan nombre y que se dan en vehículos a motor, de forma más detallada, en coches y camiones.

Por el contrario los ruidos son también sonidos simples o complejos pero disarmónicos y de muy alta intensidad, generando intolerancia o dolor al oído y una sensación de displacer al individuo.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies