1 agosto 2021

Alex Delgado víctima de saqueo de bodegas, presuntamente, por trabajadores que hacían “diablos de zacate” en la bodega de zapatos

 

Departamental 
Granada, Nicaragua
Sábado 29 Noviembre 2014
Augusto Cermeño
 
El empresario, diputado y presidente de las MIPYMES a nivel Nacional, Alex Delgado, fue víctima, presuntamente, de robo por parte de trabajadores a quienes les había confiado la bodega de zapatos en el taller de la marca “Calzado Alex”, ubicada en el Reparto El Rosario, de Granada, Nicaragua.

 
Delgado dijo que los presuntos autores del hurto de más de 600 pares de zapatos, “últimamente se estaban dando una vida de millonarios, tomando licor diario, incluso finos rones, cervezas y whisky”.
 
“Comenzaron a darse una vida de lujos. Bebían cervecitas Corona, Heineken y los domingos Chivas Regal, y parece que no estaban acostumbrados a este tipo de licores y se ponían hablar locuras, ya picados”, reveló Alex.
 
Según Alex, “casi todo el mundo sabía de las andanzas de estos señores y el único que no sabía era yo. Lo único que me llamó la atención es que cada día en la bodega ya no había recursos. Cada día se almacenaban y almacenaban más zapatos”.
 
Un día que Alex estaba desocupado, le dio una vuelta a las bodegas y vio “que había un solo desorden. Ya me habían comentado que dentro de las bodegas consumían licor al mediodía y en la noche terminaban de tomar”.
 
Un hondureño entre los presuntos implicados
 
Alex retrocede un poco en el tiempo y nos relata que él tiene una amiga que conoció a un hondureño, de nombre Juan Cruz Cruz, vía internet, con quien decidió casarse y “a mí me tocó hasta irlo a traer al aeropuerto, a petición de mi amiga”.
 
Luego se da el casamiento y la amiga la pide que le de trabajo al hondureño en el taller de Calzado Alex, que es propiedad del diputado Delgado. Le dio trabajo en la bodega, donde le deposita su confianza, la que posteriormente es traicionada por el catracho.
 
Botaban tanto dinero, que hasta la policía lo notó
 
Estos trabajadores derrochaban mucho dinero y de manera abierta. De modo que hasta la policía lo notó “y les daba seguimiento de oficio, según me informaron”, dijo Alex.
 
El jefe de sector, lleno de dudas sobre el comportamiento de los presuntos implicados en el caso de las bodega de Calzado Alex, pensaba que los tipos “o son narcos o  son ladrones, porque nadie tiene para darse ese nivel de vida”.
 
Alex tomó la medida de separar a uno del grupo y mete en las bodegas “a un muchacho de mi entera confianza. Entonces ellos, cuando yo meto una persona de confianza dentro de la bodega, ellos comienzan a cuestionar del por qué los habíamos desunido”.
 
“Ellos son más vivos que yo, porque cuando yo quise montarles un inventario, los tres salieron, renunciaron al día siguiente. Hablamos para que ellos se agarraran cualquier día, por el día domingo que íbamos hacer el inventario”.
 
Según Alex, los tres trabajadores, incluyendo el hondureño, “no quisieron, no vinieron y el lunes estaban poniendo la renuncia los tres, porque ellos sabían que íbamos agarrar un montón de inconsistencias que habían”.
 
El empresario granadino contrató “a una auditora externa, licenciada Francisca Alemán, quien encontró barbaridades: la mayoría de cajas vacías, otras cajas con un zapato, otras cajas con zapatos usados que dejaba la agente”.
 que venía a comprar”.
 
El modus operandi de los presuntos implicados es que “vendían el producto y no entregaban factura. Después venían a reclamar y les pedían la factura y decían que él, el hondureño, el catracho, como le dicen, no daba factura”.
 
“Un amigo me alertó”
 
Alex declara que “un amigo vino y me alertó, de que pidió su factura y le dijeron que no, que aquí no se vendía con factura. Toda la información que me dio la policía, cuando vinieron los clientes de regreso, se confirmó”.
 
“Zapatos que se vendían en 700 córdobas, los daban en 400. Ellos picados comenzaban a conversar y la gente escuchaba: donde vendían, a qué precio y todo. Entonces yo puse la denuncia”, indica el diputado.
 
La policía “está investigando el caso”, dijo. Asegura que la policía “tiene suficientes elementos para detenerlos, pero yo no he querido que pasen la navidad presos”.
 
“Supuesta amiga me amenazó”
 
Alex dice que ha sido objeto de amenazas, ya que “la supuesta amiga me llamó. Parece que ella ha ido a visitar a la familia de su marido, a Honduras y ha traído esas malas costumbres de andar amenazando a la gente”.
 
Alex nos reveló que “ella me amenazó a mí, de que si yo no retiraba la denuncia en contra de su marido me iba a montar una conferencia de prensa o algo me podía pasar”.
 
Dijo que “igualmente el marido de ella, el catracho éste, que parecía tonto, amenaza a una de sus amigas, compañera de trabajo, que va a declarar en el Ministerio del Trabajo de que ellos realmente tomaban dentro de la empresa”.
 
Informó que “cuando se hizo la revisión en la empresa encontraron copas de licor, botellas de licor, palillos de carne (brochetas), porque parece que ordenaban comida de los restaurante. Se encontró un ratonero tremendo, pulgas, etc.”.
 
Para Alex “los tipos llevaban una vida bellísima, que ni yo me la puedo dar, siendo empresario y diputado. Vos te imaginas: bebiendo diario ese tipo de licores y con dinero en la bolsa”.
 
La antigua amiga de Alex, ahora le dice “que su marido, Juan Cruz Cruz, es un santo y me amenaza, que va montar una conferencia de prensa. Nadie sabe si este hondureño es marero o quién sabe qué es”, dice Delgado.
 
“En realidad es de cuidado porque amenazar a la compañera de que si ella actuaba en contra de él se iban a ver las caras. Es un tipo que cree que está en Honduras, que pueden amenazar a su compañera…”, comentó Alex.
 
Alex pide a las personas que compraron zapatos en Calzado Alex y no les dieron factura, que lo informen y asegura que “no les voy a quitar el producto, no voy a tomar acción en contra de nadie, pero que me informen”.
 
Para Alex, le hicieron un daño económico muy fuerte, “fue aproximadamente 12 mil dólares lo que me batearon estos bandidos. A la hora del informe hacen falta 600 pares de zapatos. Nones hay 800, lo que suman 1 mil 400 pares”.
 
Lo más increíble es que “ellos ahora aducen que yo no les quiero pagar su antigüedad, porque ya se les pagó vacaciones y aguinaldo. Monte un proceso en el Ministerio del Trabajo, a ver si puedo reponerme algo, que la Ley lo contempla, que si vos tomas dentro de tu centro de trabajo, el ministerio me puede autorizar el despido”. 
 
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies