4 agosto 2021

Vecinos de Palmira se movilizaron para impedir que le roben su casa a una dama que la compró, no la inscribió y ahora aparece otra dueña, con escrituras y todo

 

Departamental
Granada, Nicaragua
Sábado 25 Octubre 2014
Augusto Cermeño
 
Al menos 200 personas, vecinos de calle Palmira, se movilizaron para impedir que una dama sea despojada de su vivienda, la que compró hace más de 15 años, no la inscribió y ahora aparece otra dueña.
 
Según logramos conocer la señora Bertha del Carmen Catón Torres, ella compró su casita, “con una pequeña ayuda que mi papá me dio. A los 15 años de haber comprado, una personas se dio cuenta que yo no la tenía inscrita”.
 
Según Catón, la abogada Norma Juárez, le dijo a su papá que doña Bertha no había inscrito la casa y le pidió que le hiciera una escritura a nombre de ella. Tal situación dice que la conoció por medio de una doméstica que le llevó la alarma a casa.
 
 
Según Catón, el señor Francisco Juárez, padre de Norma, la mandó a llamar para decirle que “esa casa no es suya, es mía”. La casa, el señor Juárez, según la quejosa, se la había vendido a la señora Rafaela Gutiérrez, a quien Catón se la compró.
 
Según, en abril del 2001 el licenciado Róger Pérez le hizo la escritura a Norma. “Mi mamá compró en mayo de 1987, en 800 mil córdobas y ella, Norma, según el papá, se la vende en 30 mil córdobas”, explicó Sonia del Carmen Castillo Catón, hija de la dama afectada.
 
“Nada ilegal estoy haciendo: lo único es que estoy recuperando una propiedad que le perteneció a toda mi familia”, dijo Norma
 
Por su parte, la abogada Norma del Socorro  Juárez Pérez, dijo que “nada ilegal estoy haciendo. El problema es que a la señora ésta, Rafaela Gutiérrez, la estafó. Se la vendió diciendo que la propiedad era de ella, cosa que era falso”.
 
Norma dijo que la propiedad le pertenece y “que incluso la tengo hipotecada al banco, desde hace como 7 años. Todo lo que he estado gestionando es porque estoy recuperando la propiedad de mis padres”.
 
Considera que doña Bertha “está muy engañada y me está echando toda la gente, porque esa es una manera, de ella, de defenderse, supuestamente”.
 
Norma explicó que ella ganó un litigio por la vivienda, el que fue llevado hasta casación a la Corte Suprema de Justicia. Dijo que el caso fue llevado por el Juzgado Civil de Distrito de Granada, cuando lo presidía el doctor Róger Pérez, en el 2005 ó 2007 “por ahí”, dijo.
 
Dijo que el juicio llegó hasta la Casación y que está recuperando hasta ahora la propiedad. La Corte Suprema falló un “no ha lugar a la casación”. Norma solo espera que el expediente regrese al lugar de origen, al Tribunal de Apelaciones, “para hacer los demás trámites con el juez de ejecución de sentencia, para el desalojo”.
 
Ante la orden presidencial de no ejecutar desalojos, Norma dijo “que busque ella como negociar conmigo porque la propiedad es mía”, reiteró. Mostró abundante documentación legal para respaldar sus palabras. 
 
Margarita Jarquín y un grupo de comerciantes respaldaron clamor de justicia de los vecinos de Palmira
 
Margarita Jarquín, dirigente de los comerciantes en el Mercado Municipal de Granada, llevó un grupo de comerciantes para respaldar el clamor de justicia de doña Bertha del Carmen Catón y la comunidad del sector aludido.
 
Prometió hacer gestiones ante el Presidente Daniel Ortega Saavedra, para impedir que le arrebaten la propiedad a doña Bertha.
 
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies