18 octubre 2021

El otro rostro de Oscar Leonardo Montalbán

 

Cultural 
Por Alberto Cuadra M.
Miami, EEUU
 
Oscar Leonardo Montalbán, el periodista estrella  que falleció no ha mucho tiempo en los Estados Unidos de Norteamerica  y quien nos dejó escrito una gran parte de la historia política oscura de Nicaragua en su periódico Mil X Mil, llevó siempre en su interioridad otro rostro, ese rostro que encanta y que enamora, el rostro musical  a veces frío y gris como Venecia, donde todo es canto y música  y revuelo de pájaros. En sus dos caras la de periodista y de poeta siempre asomó la humildad, aún cuando en sus versos vibraba la musicalidad de los abstracto de la belleza y la denuncia, abrazando siempre la justicia.
 
 
 Oscar Leonardo Montalbán ocultó casi toda su vida, su vida de poeta y sólo asomó desde su juventud, el trajinar diario en el periodismo con gran acierto.
 
Hace algunos años en Miami Florida comenzó abrir  de su interioridad las puertas de ese su otro yo, la poesía, abrió las puertas para que saliera  la musicalidad  en la versificación del verso, las abrió con mucha humildad, publicando algunas veces algunos poemas de asombro.
 
Así fuimos conociendo a ese otro Montalbán, el que decía que era el más humilde de los poetas nicaragüenses y que más bien le gustaba  y gozaba,  cuando alguien sobresalía en este género de las letras.
 
La muerte  de este valiente y audaz periodista, maestro  y poeta, no se le ha dado la divulgación  que se merece  este mago de las letras  que con su talento puso en alto a  Nicaragua y  dejó un ejemplo de valor al periodismo nacional.
 
De manos del poeta César Lacayo presidente del “Círculo de Escritores y Poetas Latinoamericanos (CEPI) recibió Montalbán hace algunos años  ante un lleno total de personas amantes de las letras en el Miami Dade Community College  el premio de poesía Salomón de la Selva, tuvo que viajar de Los Angeles  California  a Miami para recibir el galardón.,
 
En el boletín #44 de  “Agencia noticiosa de Nicaragua Cultural” del mes de Marzo de 1998 cuando asomó con su poesía escribí una nota que titulé  “EL PERFIL POETICO DE OSCAR LEONARDO MONTALBAN” y comencé escribiendo:  He leído un libro inédito, un libro estructurado a golpe de musicalidad y de amor, con olor a pólvora y a estiércol del campo nicaragüense; ese libro lleva en su lomo, el dolor y la tristeza, la alegría y la esperanza así como el marcado sufrimiento de la Guerra.
 
Ese libro no es más, que los años de lucha  del combatiente y comandante de la pluma en la montaña (EL HOMBRE DE LA MIL) Oscar Leonardo Montalbán, ese periodista quien nació en Nicaragua y se  entregó a servirle a la Patria  en los más prestigiados centros de segunda enseñanza, alternando la poesía con la cátedra de historia.
 
En sus poemas se siente el susurrar del pino, el lamento del grillo, el sonido fuerte de la metrala, el canto de los pájaros, el silvar del viento, el folklore patrio que vibra y asoma de pronto en el verso y la lucha por la vida, son los temas que el extraordinario poeta y maestro del periodismo nicaragüense, presenta esta vez, para dejarnos una poesía llena de vitalidad.
 
UNOS POEMAS
 
Y ENTONCES
Lo golpeó la pobreza
como un insulto dicho
con peores palabras.
Gritando voz al cuello
desde el hueco
de una formidable garganta
le taladró los huesos.
Se le comió los pies
descalzos
se le anudó en las tripas
como una talaraña
brutalmente estrujante
sobre soles de infiernos.
le ensombreció los ojos
le mutiló las manos.
Escupióle la cara
y luego
le devoró el alma.
ENTONCES SE VOLVIO COMUNISTA
Furioso
Condenó la propiedad privada
del vecino del al lado
a la vieja otoñal
histérica de joyas
y de menopausia
sintió asco
por las muñecas prostitutas
vitrina de lujuria
y ofensas desgarradas.
Odió al terrateniente
que trituraba campesinos
como caña
para sacar azucar
de la fertilidad de sus espaldas.
Llamó a los bancos pistoleros
y autorizó la silla electrica
para Dios y sus Angeles.
Entonces tomó un rifle
y se volvió REVOLUCIONARIO.
Pero cuando estranguló todo
y sobre esqueletos se subió
a la cima
devorando clases sociales
fue como los otros…
Los que le encarnecieron
y se convirtió en  ESTADO.
Entonces aplastó al pueblo
y sus zapatos
pesaban como tanques soviéticos
en primaveras
muerta de cansancio.
Entonces
aquellos que creyeron en él
los que supieron su músculo y su canto
los que admiraron 
la libertad hecha bala
los que soñaron
paraísos intensos
sobre amaneceres de sangre
y atardeceres de asfalto…
Le pidieron a Cristo
no había otro remedio
que lo FUSILARA.
 
 
TAN SOLO UNA SONRISA
 
Háblame de las flores y los pájaros
del color, de los cielos,de poesía
que es Navidad y en un pesebre humilde
nace el Niño Jesús,amor y vida.
 
Deja que el soplo de la fé te llene
con mil cantos radiantes de esperanza
e inunden tu alma con estrellas nuevas
que lleven a Belén tu caravana.
 
Ni las uvas del odio, ni la envidia
ni manzanas de engaños en tus entrañas
sólo los frutos del árbol florecido
cultiva en tu conciencia, si lo amas.
 
Si vives la escaces, o la abundancia
en la mesa servida de tu casa
bendice en oraciones la presencia
del Dios que todo ve y nunca tarda.
 
Si hay nieve o sol en esta Nochebuena
oscuridad o luz en tus ventanas
da gracia al Señor hermano mío
que para él, una sonrisa basta.
 
 
SOLEDAD DE PLANETAS
 
Deja pasar las voces
que te gritan
para que no te encuentren.
Mas si te localizan
también dejalas pasar
como si no importaran mucho
las otras existencias.
Como si sólo tu habitaras
el planeta.
Como si fueras un robinson huraño
flexiblemente inmenso.
Sin egoísmo
sin poner tapias  propias a todo
pero separando el alero y
el jardin que cultiva tu casa.
Como si fuese el único inquilino
de un inmenso paraíso
donde no hay viento
ni  temperatura ambiente
sólo espacio y tiempo en la realidad
de un sueño.
Deja a Eva tranquila
reposando en el fondo
de su propio agujero.
Come de todo, vibra en el huerto
de tu propio poema, encuéntrate
tan solo como astilla sin bosque
desafiante y espléndida.
Como una  luz oscura genérica en su sombra 
o un punto suspensivo infinito e intenso.
Pero…si deseas mentirte y engañarte
repartir tu silencio,tu corona
rosas
tus auroras prendidas en tu
vientre de ofertas.
Entonces escuchas esas palabras
detienelas si pasan
comprime lo que tienes
escupe lar religión de tus problemas
fecunda el grito de la existencia misma
comparte el pan y el vino
llama de nuevo a Eva
y encontrarás la biblia
como un éxedo abierto
para la próxima entrega.
El  principio muere en el pez y el agua
la muerte en el fuego y la flor
el hombre en si mismo
en una tea exhauta para extinguirse pronto.
Como un atleta fornicando
el éxtasis de su propio génesis
esculpiendo el orgasmo
fecundo de la nada.
 
Oscar Leonardo Montalbán
Poeta, periodista e historiador nicaragüense
Fallecido en USA.
Octubre 2014
 
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies